fbpx

Review Dron Eachine E53, con cámara para FPV

dron Eachine E53

Hola Hardmaniacos, en esta ocasión os traemos la review un pequeño dron de iniciación, el dron Eachine E53, el cual podremos volarlo en casa, además que, al contar con cámara, tendremos en nuestro móvil una visión de por dónde va, pudiendo hacer fotos o incluso un vídeo de nuestros vuelos.

Presentación

La marca Eachine se caracteriza por contar con una gran variedad de drones y coches RC en el mercado, yendo desde los de andar por casa hasta de carreras o FPV, donde podremos ver perfectamente por donde vamos volando o rodando en el móvil o gafas FPV.
A continuación, analizaremos el dron Eachine E53, un dron plegable, de pequeño tamaño y que cuenta con FPV, pudiendo controlarlo desde el propio móvil o mando, según la versión que compremos.

Ambos los podremos comprar en la tienda Banggood a un precio de 31.98€.

Sin más dilación os dejamos con las características:

Características Dron Eachine E53
  • MARCA: Eachine
  • MODELO: E53
  • COLOR: Negro y blanco
  • TAMAñO: 14.5 x 6.5 x 5.8 cm (plegado)
  • PESO: 70 gramos (incluyendo la batería)
  • TIPO DE MOTOR: Des escobillas
  • TRANSMISIóN EN TIEMPO REAL: Wifi
  • DISTANCIA DE CONTROL: 50m
  • GIROSCOPIO: 6 ejes
  • BATERíA: Lipo 3.7V 350mAh
  • TIEMPO DE CARGA: 60 minutos
  • TIEMPO DE USO: 7 minutos
  • CáMARA: 0.3MP
  • CONEXIONES: Conector para batería Lipo
  • VARIOS: Manual de instrucciones
    Juego de 4 hélices a mayores
    Destornillador
    Cargador USB
    Almohadillas de protección para los motores

Contenido y Embalaje

El dron Eachine E53 viene dentro de una caja de cartón de pequeño tamaño y rectángula, donde en la parte superior podremos ver al dron recogido.
dron Eachine E53
En los laterales tenemos el nombre de la marca con el modelo del dron en letras negras y el fondo blanco, además de un código QR.


Por la parte de abajo, contamos con todas las características de las funciones que hace, así como algunas advertencias y códigos QR según la plataforma que tengamos en cada caso.




Una vez abierta la caja, vemos en primer plano las instrucciones, retirándolas tenemos al dron plegado en su interior y, en los laterales, una imagen del dron en pleno vuelo.


Quitamos al dron Eachine E53 de la caja y, en el fondo, observamos el resto de accesorios, que son: 4 hélices, un destornillador, una almohadillas y el cargador USB para la batería.

Conectividad y Pruebas

Una vez todo fuera de la caja, procedemos a ver el dron Eachine E53 con más detalle. Desplegándolo, vemos que es de pequeño tamaño, de color blanco por encima y negro por la parte de abajo.





En las hélices cuenta con unos pequeños protectores en sus 4 esquinas, además de un tornillo de fijación en las propias aspas, evitando que se saquen del eje del motor.

Centrándonos en la parte del medio, tenemos la cámara dentro de un cilindro de plástico de color blanco con las letras de Eachine en negro, y detrás de éste se encuentra el cable de la antena y el botón de encendido del dron.

En cuanto a las 4 extremidades, vemos que tienen un enganche rápido, con el que podremos plegarlo o extenderlo rápidamente, viniendo perfectamente explicado en un folleto del manual.

En la parte de abajo tenemos el hueco de la batería que ya viene puesta sin conectar en él. Para acceder a ella, tan solo tendremos que deslizar la tapa negra que tiene un pequeño agujero, siendo muy fácil de retirar y volver a colocar.




Pasando ya a las pruebas, vemos en el manual como sincronizar el dron. Para ello, procedemos a descargarnos la aplicación en el móvil desde la Play Store, que tiene el nombre de iDrone, y la instalamos. Una vez iniciada, nos aparecerá un menú para elegir nuestro modelo de dron dentro del surtido que Eachine tiene y que se puede controlar con la app, en este caso el dron Eachine E53.

A continuación, deberemos activar el wifi de nuestro dispositivo móvil y seleccionar el modelo de dron que tenemos, en este caso el Eachine E53, para sincronizarlo. Al iniciarla por primera vez nos indica en la app unos pequeños pasos para el manejo del dron con la aplicación.





Después, encendemos el dron en el botón superior y ya nos aparecerá para sincronizarlo y posteriormente, acceder a la parte donde lo controlaremos, en la que se nos mostrará primeramente una imagen de un dron estática y, una vez sincronizado con el dron, ya veremos directamente lo que está viendo la cámara en el móvil.




En la parte superior vemos diferentes iconos, los cuales son las funciones que tenemos, que de izquierda a derecha son: hacer una foto, iniciar grabación de vídeo, ver la galería, velocidad, sensor de gravedad, encendido / apagado del modo de vuelo, rotar pantalla, modo sin cabeza, retorno al punto de salida, control de iluminación, vuelta de 360º y más botones, que al pulsar nos aparece: modo VR, modo Trim y modo Seguimiento.


Para iniciar el vuelo, tendremos que pulsar el botón OFF para ponerse en ON dentro de la app, apareciendo ambos controles de pilotaje. En el izquierdo controlaremos tanto la velocidad de los motores como el giro del dron, dejando en el derecho los de posición de izquierda, derecha y adelante y atrás, destacando que todos ellos cuentan con trimers para ajustarlos mejor.

Además, podremos utilizar la función VR para ver con una gafas 3D por donde va el dron de una manera mucho más inmersiva.

En el centro de la aplicación, tenemos el botón de inicio del vuelo, el de bajada y el de stop. Si le damos al primero se encenderán los motores y subirá el dron a una altura de algo más de un metro aproximadamente. Comprobamos que tendremos que ajustar un poco los trimers en la app para que se nos quede perfectamente estable y no se vaya lateralmente.
Después de probarlo durante un buen rato, vemos como el manejo a primeras no es sencillo, necesitando un pequeño período de adaptación para conseguir un buen funcionamiento. No terminamos de conseguir que se nos mantenga perfectamente quieto en el aire, a no ser que nosotros mismos lo controlemos.
Dentro de la propia app tenemos bastantes funciones y posibilidades accesibles desde un botón, pudiendo ver en directo por donde va el dron, aunque el manejo es algo lento como para poder corregir a tiempo si vemos que se acerca a algún obstáculo en el camino.
La carga de la batería, por su parte, tarda en torno a 1 hora, pudiendo usar el dron entre 5 a 7 minutos, todo dependerá del uso que le demos con más o menos potencia o si hay viento o no.




Conclusión

Después de haber analizado y probado el dron Eachine E53, podemos ver que se trata de un dron de iniciación con función FPV, además es plegable, permitiendo el transporte sin que nos ocupe mucho.

Como aspectos a favor en el dron, destacamos la posibilidad de ver que está viendo el dron, además de captar tanto fotos como vídeos directamente en el propio móvil. También vemos muy útil la posibilidad de plegarlo, ocupando muy poco espacio, teniendo en conjunto muy poco peso.

En cuanto a la resistencia, vemos que prácticamente es todo terreno, pudiendo chocarlo con objetos o directamente cortar motores a una altura de 2 metros sin que le pase nada en los golpes, al contar con protectores de las aspas y no tener mucha rigidez en su estructura.
Dentro de la app, destacamos todas las funciones que podemos hacer, estando accesibles en la parte superior del propio modo de vuelo y la posibilidad de ver lo que hemos guardado, ya sea fotos o vídeos de nuestros vuelos para verlos posteriormente. Además de poder encender o apagar la luces que cuenta en cada lateral.

Sobre los aspectos negativos, vemos que la calidad de vídeo no es muy buena, aunque se ve bien si no tenemos mucha luz o vamos muy rápido. La autonomía es algo escasa, estando poco tiempo en el aire, además que en las primeras veces necesitaremos realizar bastantes vuelos para tener una soltura y que no se nos vaya.

De la app no nos convence que cada vez que la iniciamos tengamos que seleccionar nuestro dron para posteriormente manejarlo y, al utilizar la propia pantalla de móvil para pilotarlo, no siempre nos es cómodo o tenemos tanta destreza como si fuese con el mando propio.

En cuanto a los accesorios que trae, vemos bien que incluya otro juego de hélices por si se nos rompen, además de un destornillador para su montaje en los motores, aunque echamos en falta que nos incluyesen otra batería extra para no estar alrededor de 1 hora esperando a que cargue la que tenemos, para disfrutar de menos de 10 minutos de vuelo, si bien es cierto, este tipo de drones no los podremos volar mucho tiempo, ya que nos cargaremos los motores al acortar su vida.
Por todo ello, le damos el premio de calidad/precio.

Pros

  • Pequeño tamaño y transportable
  • Repuestos incluidos
  • Resistente a golpes
  • Grabación de la cámara integrada
  • Trimers de ajuste
  • Configuración de luces
  • Rápida sincronización
Contras

  • Control con el móvil algo complicado
  • Se necesita algo de experiencia en su manejo
  • Solo trae 1 batería
  • Poca autonomía de vuelo
  • Algunas funciones de la app poco claras
Agradecimientos:

Agradecer en primer lugar a la empresa Banggood el dejarnos probar este dron Eachine E53, además de a Isabel Fernández al ayudar en la elaboración de esta review.

Galería


[Total:0    Promedio:0/5]

Dron Eachine E53, con cámara para FPV
41star1star1star1stargray

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.