fbpx

Review The Evil Within 2: Always on my Mind

The Evil Within

El gran detective Sebastian Castellanos ha regresado de nuevo para enfrentarse cara a cara con su pasado, y transportarnos a un efímero universo plagado de pesadillas. El nuevo título de Tango Gameworks, The Evil Within 2, exhibe suficiente notoriedad como para ser uno de los videojuegos más notables del año.

Presentación

La capacidad que tienen en Japón para materializar las distintas visiones del terror, y sus variopintas percepciones, es cuanto menos curiosa. El término J-Horror (en español podríamos referirnos a él como Terror Japonés) es aquella denominación que alude a todo el terror (representado en películas, videojuegos o en la literatura) que procede del país nipón y que, mayoritariamente, se caracteriza por centrarse en el uso del terror psicológico.

Las raíces que dieron pie al «nacimiento» del denominado Terror Japonés se remontan a las antiguas historias de fantasmas japonesas y a la literatura del Período Edo y la Era Meiji. Todas esas experiencias sobrenaturales, antiguamente, eran conocidas (y categorizadas) bajo el nombre de kaidan. En su sentido más amplio la categoría de kaidan se puede atribuir a cualquier historia de fantasmas, o de terror; sin embargo, está recubierta de un matiz «vintage» que, como he mencionado, lleva la connotación de los cuentos populares japoneses del antiguo período Edo.

El término, a día de hoy, apenas es utilizado por los japoneses, a diferencia de antes. Hoy día los libros de terror japoneses, y algunas de las películas más reconocidas como Ju-on o Ring, probablemente recibirían la etiqueta general del término inglés: horror; kaidan sólo se usa si el autor, o el director, desea específicamente incorporar un aire antiguo –o nostálgico– más propio del pasado.

The Evil Within




No creo que debamos negar el dominio que Shinji Mikami demostró tener para manejar la tensión, el ritmo y el uso de fórmulas clásicas en la primera entrega de The Evil Within; no obstante, en esta ocasión, John Johanas (director del juego) ha decidido ampliar las fronteras, y llevar a cabo un llamativo cambio de la estructura general, para proporcionar un nuevo acercamiento al terror: uno más accesible y, sobretodo, flexible.

Dicho esto, y con la llegada de este nuevo The Evil Within 2, el termino de kaidan resurge de entre las llamas divinas para expandirse a través del espeluznante lienzo de esta secuela. The Evil Within 2 es más consciente que nunca de los defectos y errores cometidos anteriormente, y esta vez ha regresado no solamente para solventarlos, sino además para reavivar, alegóricamente, el kaidan de los videojuegos de terror (junto a los tópicos clásicos de los weird tales) e importarlo –y adaptarlo– a su nueva estructura. The Evil Within 2 lanza una mirada nostálgica a algunos buenos aspectos del pasado para afrontar el presente.

El hecho de que John Johanas sea el responsable de la dirección del proyecto matiza bastante la identidad del mismo. Es cierto que siguen habiendo muchas partes que nos recordaran a la saga Resident Evil (y en especial a Silent Hill); aun así, desde un primer momento, The Evil Within 2 encamina su marcha en otra dirección con la predisposición de poder llegar a un puerto distintivo de su precursor.

Características The Evil Within 2
  • JUEGO: The Evil Within 2
  • PLATAFORMA DE JUEGO: PC, PS4 y Xbox One
  • TIPO DE JUEGO: Third Person Shooter, survival horror
  • REQUERIMIENTOS MíNIMOS DE ORDENADOR: 8 GB RAM
    40 GB de espacio disponible
    Windows
    NVIDIA GTX 660 2GB / AMD HD 7970 3GB
  • EDAD: 18

Pruebas Juego

A nivel argumental The Evil Within 2 sigue manteniéndose en la misma línea que el primer juego: volveremos a ver rostros conocidos y estaremos, de nuevo, inmersos en la máquina STEM. Sin embargo, en esta ocasión, hay una clara declaración de intenciones en querer (o, más bien, intentar) segregar en dos enfoques la trama principal. El primer enfoque, ese del que se habla en los distintos tráilers, en la sinopsis y en las imágenes promocionales, es el del detective Sebastián Castellanos adentrándose en Union en busca de su preciada hija Lily. Por otra parte, el segundo, es el de la lucha interna por la que está pasando constantemente nuestro protagonista Sebastián, y cómo toda esta misión afecta a su psique llegando, en muchas circunstancias, a condicionarle.

Sin duda alguna esta primera característica me ha parecido una medida muy interesante para intentar motorizar y explorar más la personalidad, en este caso, del protagonista principal. En el anterior The Evil Within la carencia de peso en las emociones de los personajes, y la monotonía de sus personalidades, hacían que muchos perdieran interés alguno; pese a eso, en esta nueva secuela, todo ese peso recae en la relación emocional de Sebastián Castellanos con su espeluznante pasado y cómo éste intenta afrontarlo.

The Evil Within




Por otro lado, el nuevo sistema de estructuramiento que se ha llevado a cabo en The Evil Within 2 pone a disposición del jugador la posibilidad de elegir qué ruta debe seguirse a través del pueblo onírico de Union. El director del proyecto, John Johanas, comentaba que esta nueva manera de componer la ecuación «permite que, según juegue la gente, se podrán vivir experiencias distintas cada vez». Esta declaración no ha sido bien recibida por muchos usuarios que lo han contemplado como algo negativo (tachándolo de una mezcla poco plausible al estar entrelazándolo el clásico surival horror a un gran terreno explorable como si fuera Silent Hill Downpour). Si bien es cierto, en mi caso, me ha supuesto un ligero sentimiento de desanexión narrativa con lo que intentaba plantearme el juego: debes rescatar a Lily pero, si quieres, puedes realizar de manera despreocupada, e indiferente (no hay un claro reflejo de preocupación cuando ocurre), objetivos secundarios. Este problema podríamos decir que ya estuvo presenten en Fallout 4 cuando se nos presentaban los esquemas de su historia principal. Fallout 4 también se sustentaba en ir a buscar a tu hijo; no obstante luego te permitía perderte, flemáticamente, por los campos del Yermo sin una «penalización» por si te apetecía ser un mal padre –o madre– y decidías no ir en la búsqueda de tu vástago. Ese problema, bajo mi punto de vista, repercutía gravemente la trama general haciendo que fuera víctima de una clara inverosimilitud argumental (independientemente de que el objetivo general de la obra fuera otro), y en esta ocasión, al parecer, vuelve a presentarse en The Evil Within 2.

The Evil Within

A nivel jugable The Evil Within 2, a pesar de no ser realmente tan distintivo de su antecesor, coge —desde el minuto uno— un nuevo ritmo mucho más versátil con intención de proporcionar un enfoque peculiar a cada situación. Además cabe mencionar que aporta pequeñas novedades, detalles y nuevos añadidos que lo hacen bastante más agradable a nivel de interacción (como la incorporación, por ejemplo, de una secuencia en primera persona). La mecánica de sigilo, que se incorporó en el primer The Evil Within, aquí cobra otro dinamismo: en el primer juego había áreas en las que no te permitían ir sigilosamente, mientras que en esta secuela, como apunta John Johanas, «se ha intentado aplicar la fórmula del sigilo de la manera más viable posible. Casi no hay ningún momento de sigilo obligatorio, todo es prácticamente opcional.»

Por otro lado el juego pone a nuestra disposición un abanico bastante amplio de nuevas formas, y un buen repertorio de contundentes armas (algunas ya las habremos visto anteriormente), para afrontar las distintas situaciones que se nos puedan presentar cuando deambulamos por las zonas «serviles» casi-abiertas de Union, a la vez que vamos sintonizando nuestra radio dentro de la estática que nos rodea. The Evil Within 2 intenta aprovechar al máximo su nuevo terreno de juego ofreciendo posibilidades creativas; aun así eso viene acompañado de la ausencia de muchos otros aspectos que, algunos usuarios, posiblemente echarán en falta.




Conclusión The Evil Within 2

The Evil Within 2, a términos generales, me ha parecido una de las propuestas más interesantes de este año. Es un título que, como comentaba al principio del análisis, recurre a varios de los tópicos del «kaidan videojueguil» (sobretodo elementos escenográficos, y giños casi nostálgicos, que vuelven a reaparecer) y los traslada a una nueva estructura sistemática. Es cierto que el hecho de caminar por un nuevo terreno hace que, de vez en cuando, tenga pequeños tropezones; pero en ningún momento desemboca en repercusiones demasiado graves. Si algo cabe destacar, después de todo, es todo aquello que acarrea los momentos finales de esta obra, justo antes de llegar a los créditos. The Evil Within 2 confluye en una cadena de acontecimientos, suficientemente bien llevados, como para resaltar el nombre de una secuela que no sólo demuestra todo el talento que hay detrás de Tango Gamework, sino que, además, se despide con un conmovedor mensaje acerca del dolor… y el amor: dos sentimientos igual de complejos en el trámite de cualquier ser humano.

Pros

  • Diseño audiovisual excelente
  • Emocionante argumento
  • Indagación en la personalidad del protagonista principal
  • Una kinestética refinada

Contras

  • Desanexión narrativa
  • No establece un villano verdaderamente definido
  • Catálogo de armas reducido
  • Variedad de enemigos
Agradecimientos

Especiales agradecimientos a Bethesda españa por proporcionarnos un código del juego y darnos la posibilidad de poder analizarlo.

Galería


[Total:0    Promedio:0/5]

The Evil Within 2: Always on my Mind
41star1star1star1stargray

1 respuesta

  1. Ayi dice:

    No cabe duda de que Evil Within 2 viene con más energías, muchas ganas de jugar.
    Tal y como lo dice la review, el gran trabajo que aporta Tango Gameworks en el terror es impresionante, lo hace diferente a otros tantos juegos que solo se centran en los «screamers» mientras que esté pone a prueba al jugado y siempre lo hace estar alerta.
    Por otra parte se entiende el apartado en el que salvar a la hija sea una opción, deja un mal sabor de boca. En una de las entregas de Resident Evil se podría hacer algo similar (salvar o no salvar a los protagonistas), no obstante estos volvían ha estar en las siguientes entregas. A lo que quiero llegar es que pone como verdadero final el salvar a la hija, no intentaron trabajarlo más como para hacer que el jugador este indeciso. Desde mi punto de vista, podría haber sido mejor «salvar a la hija» fuera obligatorio y centrarse más en mejorar otros apartados.
    En conclusión, eso no quita las enormes ganas de pasarlo bien y disfrutarlo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.