10 errores a la hora de montar un PC Gamer

Errores al montar un PC Gamer

Cuando vamos a montar un ordenador o PC Gamer por nosotros mismos, o es una de las primeras veces que realizamos este tipo de montajes, puede que se nos olvide algún paso o que tengamos incompatibilidades entre los diferentes componentes del equipo. Por este motivo, os vamos a comentar los 10 errores que solemos tener a la hora de montar un PC Gamer. Además, al hacer por nosotros mismos el montaje, ganaremos en experiencia y nos ahorraremos un dinero, en el caso de tener que contratar este servicio. Sin más, comenzamos.

Comprar fuentes de alimentación de bajo coste

Cuando empezamos a ver fuentes de alimentación para el ordenador gamer, solemos ir más al precio sin darnos cuenta del propósito de la misma o del requerimiento en potencia que necesita el equipo que estamos montando. Aquí, en el caso de ordenadores gamer, es mejor que tenga certificación 80 plus, además de una potencia superior al consumo máximo del equipo.

De esta forma, garantizaremos que funciona correctamente todo el equipo y que la fuente rinde lo máximo, aun estando con carga de juegos. Además de la estabilidad de las diferentes tensiones que entrega a los componentes del equipo.

Comprar componentes incompatibles entre sí

Otro de los posibles errores que podemos tener, es la incompatibilidad de los diferentes componentes del PC. Aquí se suele dar, principalmente entre procesador y placa base, memoria RAM o almacenamiento NVMe en placas no compatibles con esta tecnología.

Nuestra recomendación es que nos decantemos por un tipo de procesador, ya sea Intel o AMD, y luego elijamos una placa compatible con él. Dentro de sus características, veremos si la CPU que queremos montar en ella, es compatible con esta. Aquí, podemos echar mano de la guía para saber si la placa base en compatible con el procesador, que hicimos en Hardmaniacos. En ella, veremos cómo ver esta compatibilidad entre procesador y placas base de diferentes marcas.

Así mismo, con el resto de componentes, tipo de memoria RAM que admite o los diferentes sistemas de almacenamiento que soporta la placa base.

Olvidarnos instalar el escudo E/S o backplate de la placa base

El escudo posterior o backplate, es una chapa metálica que se coloca en la caja antes de montar la placa base. Si nos olvidamos de esta y seguimos con el montaje, tendremos que desmontar la placa base para poder montar el backplate. Por lo que, tener un orden de montaje es fundamental para no tener que desmontar cosas y perder más tiempo.

Montar los separadores de la placa base

Cuando montamos una placa base en la caja del ordenador, veremos cómo tiene una serie de huecos por donde la fijaremos mediante tornillos a esta. Normalmente vienen premontados algunos separadores para solo tener que fijar la placa base a la caja. Aunque no siempre trae todos los que necesitamos o en las posiciones para la nuestra. Por lo que, realizar una pequeña observación previa al montaje, nos permitirá verificar si están todos en su lugar correcto.

De lo contrario, deberemos situarlos en los huecos correspondientes para que la fijación sea perfecta. Si no la fijamos bien, puede que algún separador toque con alguna parte de la placa base y se produzca un corto circuito.

Instalación incorrecta de los ventiladores

Cuando estamos montando la parte de refrigeración dentro de la caja del ordenador, tendremos que fijarnos en que el flujo de aire sea el correcto. Para esto, tendremos que ver cara donde echa el aire y que todos vaya en el mismo sentido. De esta forma, conseguiremos tener controladas las temperaturas de los diferentes componentes del equipo.

Instalación incorrecta de la CPU

Esta es una parte crítica que debemos tener un especial cuidado a la hora de montar ésta en la placa base. Ya que, si lo hacemos mal, podremos dañar este o el socket de la placa base. Veremos cómo, tanto la placa base como el procesador, tiene una marca en uno de los laterales, las cuales deberemos hacer coincidir.

Además, en el caso de las placas base para procesadores Intel, no debemos retirar la cubierta protectora que tiene esta encima del socket. Para su correcta colocación, solo tendremos que abrir la palanca, subir la parte metálica y colocar el procesador en esta. Al bajarla, veremos cómo ésta cubierta plástica, se retirará sola. Evitando tocar o romper los pines del socket de la placa base.

Aplicar demasiada pasta térmica o poca

La aplicación en exceso de pasta térmica encima del procesador o quedarnos cortos, puede hacer que la transferencia de calor entre este y el disipador, no sea todo lo óptima que se necesita. Llegando a producir una mala disipación del procesador y, según el caso reducción de la vida de este, al trabajar a temperaturas superiores a lo que debería.

Lo mejor, es echar una gota del tamaño de un guisante o garbanzo encima del procesador, justo en el centro, así ya se reparte por el resto al poner el disipador encima.

Instalación incorrecta de la memoria RAM

Aquí pueden darse varios errores, tanto en la colocación de esta en las diferentes ranuras, como en juntar memorias de diferentes capacidades. En el primer caso, deberemos consultar el manual de la placa base para ver la forma correcta de colocarla. De esta forma, conseguiremos aprovechar el máximo potencial, al poder usar, por ejemplo, el dual channel, y conseguir velocidades superiores.

El otro error, es usar capacidades diferentes en los módulos de memoria RAM, lo mejor es consultar los manuales de los fabricantes para tener una correcta instalación de esta en las placas base para evitar problemas de compatibilidades que pueden hacer que el equipo funcione de manera anómala.

Conectar mal los cables

El correcto montaje de los diferentes cables del equipo es básico para que toda la alimentación funcione bien, el dejar conectores de lado o no todo lo bien puestos, puede dar fallas aleatorias o no encender el equipo, directamente. Por lo que, el fijarlos bien, tanto los de alimentación como el del resto de componentes, es clave para un buen funcionamiento del equipo.

No leer los manuales de los componentes del equipo

Aunque la lectura de los manuales no siempre resuelve nuestras dudas o que montemos todo correcto, es un punto a mayores para evitar conexiones incorrectas o fallos que, si los leemos, los evitaremos.

Como podéis ver, aunque el montaje de un PC Gamer es sencillo, siempre puede darse algunos fallos que, si somos previsores y vamos poco a poco, montaremos correctamente el ordenador gamer, y disfrutaremos de los juegos preferidos. Además de llevarnos una experiencia a mayores que nos valdrá para poder hacer cambios en el ordenador por nosotros mismos.

10 errores a la hora de montar un PC Gamer
Nombre del artículo
10 errores a la hora de montar un PC Gamer
Descripción
Hoy veremos los 10 errores a la hora de montar un PC Gamer, si los tenemos en cuenta antes de montar el PC, evitaremos cometerlos
Autor
Web
Hardmaniacos
Logo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.