Cómo cambiar los cartuchos de la impresora sin acabar cubierto de tinta o tóner

Como cambiar cartuchos

Cuando necesitamos cambiar la tinta o tóner de nuestras impresoras, tenemos varias opciones para evitar mancharnos y que el cambio sea lo más rápido y limpio posible. Para ello, aquí os vamos a comentar una serie de recomendaciones antes de ponernos manos a la obra con el cambio, así como los mejores pasos para llevar a cabo esta tarea de forma rápida y limpia.

Primeramente, será necesario tener el cartucho de tinta o tóner, ya sea compatible u original, en Internet, tenemos tiendas online como ntt-toner, donde encontrar el cartucho de tinta o tóner para nuestra impresora será muy fácil.

Una vez que tenemos el cartucho con nosotros y la impresora nos está indicando la necesidad de reemplazarlo por uno nuevo, nos pondremos con el proceso, el cual, os detallamos a continuación. Este proceso, dependiendo del tipo de cartucho o tóner que instalemos en la impresora, será más o menos complejo.

Según de la impresora, podremos optar por los cartuchos que se pueden rellenar o adquirir uno completo. A continuación, vamos a ver todos los supuestos según la impresora que tengamos y cómo actuar en cada caso.

Cartuchos o tóner originales o compatibles

Los cartuchos de tinta o tóner que ya vienen rellenos son los más fáciles de cambiar. Para evitar mancharnos, recomendamos ponernos guantes y, en caso de que sean de tóner, una mascarilla para evitar inhalar el posible polvo que salga de la impresora.

Después de ponernos las medidas adecuadas, tendremos que abrir la impresora por la tapa, en el caso de las de tinta, tendrá que estar encendida para que los cartuchos se coloquen en la posición correcta para retirarlos. Los cogemos con cuidado y los desenganchamos de su sitio. Por regla general, en cada impresora nos indica la forma de proceder para retirar el cartucho de tinta.

Tendremos que tener cuidado con este cartucho que retiramos, ya que, por la parte inferior, sigue teniendo algo de tinta que nos puede manchar. Por lo que será mejor ponerlo en un lugar apartado y protegido para evitar manchar.

Para instalar el nuevo, bastará con retirar los precintos del mismo y colocarlo en su posición. Hay que tener cuidado, en el caso de los cartuchos de tinta, de no tocar la parte del cabezal o esponja, ya que, nos podremos manchar. Si es de tóner, evitaremos tocar los rodillos.

Una vez colocados los cartuchos, en el caso de tinta con cabezal integrado, será necesario realizar una alineación del cabezal, para asegurarnos una correcta impresión.

El cartucho que hayamos retirado, será necesario reciclarlo, para ello, en las tiendas donde los compramos, suelen tener cajas para depositarlos.

Cartuchos o tóner recargable

Cuando tenemos cartuchos de tinta o tóner que podemos recargar, hay que prestar especial cuidado para no manchar todo de tinta o tóner. Lo mejor, es disponer de una superficie donde, aunque se manche, no pase nada.

Tinta

En el caso de la tinta, existen kits donde nos vienen los botes con la tinta, guantes, paños e incluso un soporte para facilitar el procedimiento. Lo primero, será retirar el cartucho de la impresora, este proceso es igual que si de un cartucho normal se tratase.

Acto seguido, lo colocaremos en el soporte y le haremos el agujero correspondiente (si así fuese necesario) para poder recargar una jeringuilla con la tinta y rellenar el cartucho. En los kits, nos vendrá un tapón para tapar el agujero y poder colocarlo en la impresora sin problema.

No hay que rellenar en exceso el cartucho de tinta, para evitar posibles derrames o goteos al poner el tapón.

Ahora, solo faltará poner el cartucho nuevamente en la impresora y, en caso de tener el cabezal integrado, realizar la alineación del mismo.

Hay que tener en cuenta que, en algunas impresoras, se realiza un cuenteo de las impresiones o gasto de tinta, el cual, se guarda en un chip interno o del cartucho. Será necesario resetear éste o hacer que la impresora no lo tome en cuenta para poder volver a tener el 100% de la tinta que hayamos cambiado. Si no, nos seguirá indicando que deberemos cambiar el cartucho.

Tóner

Si tenemos una impresora de tóner, el procedimiento es más o menos similar, aunque, hay que tener cuidado con el polvo que desprende, por lo que, es recomendable utilizar mascarilla y guantes. De esta forma, estaremos totalmente seguros para realizar la recarga de tóner.

Normalmente, los cartuchos que se pueden rellenar, cuentan con un tapón por donde se introduce éste. En el mercado, lo podemos encontrar de varias formas, lo más habitual, es que venga en una especie de botella de plástico, donde, con una boquilla que se le acopla a la botella, se rellena el cartucho.

Una vez rellenado, bastará con volver a colocar el tapón en el cartucho de tóner, y éste dentro de la impresora. En este proceso, hay que evitar tocar los rodillos del mismo, para evitar que las impresiones salgan mal. Según la marca, tendremos que resetear el contador de tóner para indicarle a la máquina que tiene uno nuevo.

Como podéis ver, teniendo en cuenta estas consideraciones para evitar mancharnos de tinta o tóner cuando realizamos el cambio o rellenado de los cartuchos, tendremos en poco tiempo la impresora otra vez operativa para funcionar y sin habernos manchado en el proceso.

Cómo cambiar los cartuchos de la impresora sin acabar cubierto de tinta o tóner
Nombre del artículo
Cómo cambiar los cartuchos de la impresora sin acabar cubierto de tinta o tóner
Descripción
Hoy te explicaremos cómo cambiar los cartuchos de la impresora sin acabar cubierto de tinta o tóner, en pocos pasos la tendrás lista
Autor
Web
Hardmaniacos
Logo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.