FBI vs Deep Web

Para muchos oír hablar de Deep Web o Dark Web es algo insólito, por no indicar el total desconocimiento, de los usuarios de internet, de la existencia de esta Deep Web. Aclarando conceptos, la Deep Web (Dark Web, Hidden Web…) es un espacio existente en internet, pero con una pequeña particularidad, Deep Web está fuera del alcance de cualquier buscador, añadiendo a esto el completo anonimato facilitado por “red Tor”. Con todo esto Deep Web se convierte en un proliferante hervidero de webs ilegales, de lo más variado (drogas, armas, artículos robados, órganos humanos…).

Ahora, con algunos conceptos claros, aunque sea a grandes rasgos, nos ponemos en situación. El FBI lleva años detrás de este tipo de webs o espacios virtuales ocultos, y recientemente ha conseguido ciertos logros. Silk-Road, por ejemplo, un conocido espacio de compra y venta, en la Deep Web, donde se pueden adquirir infinidad de drogas y sustancias ilegales, ha sido intervenido y cerrado por el FBI.

La clausura de Silk-Road es el segundo gran golpe, asestado por el FBI, a la Deep Web, en muy poco tiempo. Ya que hace escasos 2 meses, en agosto, el FBI consiguió cerrar Freedom Hosting, y encerrar a su administrador por pornografía infantil. En cuanto a Silk-Road, tampoco se han quedado muy lejos, y los chicos del FBI han detenido al responsable de dicho espacio, Sik-Road, acusado de delitos varios: tráfico de drogas, piratería informática, intento de asesinato, blanqueo de dinero…

El responsable de Silk-Road, se hacía llamar Dread Pirate Roberts, y lejos del altruismo, Roberts, un joven estadounidense de 29 años afincado en San Francisco, consiguió hacerse con un buen puñado de dólares, pues se llevaba una comisión por cada transacción “psicotrópica” realizada a través de Silk-Road en la Deep Web. Cuando fue detenido, Roberts, tenía en su poder bitcoins por el valor de 3.6 millones de dólares. Pero lo más asombroso es que se estima un volumen de ventas, de drogas, a través de Silk-Road superior a 1.000 millones de dólares.




Por último, los responsables de la red Tor, encargada de la seguridad y del anonimato en la Deep Web, aseguran que no ha habido una vulnerabilidad de seguridad en la red, ni en Deep Web, y que la captura e identificación del responsable de Silk-Road fue motivada por sus actividades fuera de la red, anónima, Tor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.