Google presenta sus vehículos autónomos

Tal vez se pueda ser más menos escéptico con algunos de los proyectos Google como: los smartphones con visión 3D Tango, los móviles modulares Ara o las maltrechas Google Glass; pero si hay un proyecto de investigación que tiene una aplicación inmediata al mundo real y puede cambiar nuestras vidas es el vehículo autónomo, en el que Google está consiguiendo unos avances muy importantes y que podríamos ver en un futuro no lejano circulando por nuestras calles.

Por ahora, en los próximos meses, los vehículos de Google van a superar su fase de pruebas inicial y van a empezar a circular ya en las carreteras públicas de la ciudad de Mountain View, donde tiene su sede la compañía. Y tras el primer informe ofrecido por Google sobre los accidentes en los que se han visto involucrados sus vehículos en esta primera fase de pruebas, en un gesto de transparencia, la compañía ha creado una web dedicada a los automóviles autónomos en la que ofrece además informes mensuales detallados de los accidentes aunque sin citar el nombre de los conductores que, por ley, deben todavía viajar en el vehículo para controlarlo en caso de necesidad.

En el nuevo sitio web dedicado a sus automóviles, Google reúne mucha información sobre ellos, ya con una orientación hacia el gran público, incluyendo además su primer informe mensual en formato PDF que cubre el mes de mayo de 2015, y que ofrece también información de accidentes pasados. En el informe se citan 12 accidentes en unos 2,8 millones de kilómetros recorridos, ninguno de los cuales fue culpa del vehículo autónomo y que en su mayoría (8 de los casos) han sido golpes por alcances en semáforos o en situaciones en las que el coche no podía hacer nada por evitar el choque.

vehiculo_autonomo_Google_esquema

A mayores de esta transparencia, Google quiere dejar claras las expectativas de los usuarios con respecto a los vehículos; y en una junta de accionistas celebrada el pasado mes de junio, el co-fundador Sergey Brin ha explicado “No vamos a tratar de decir que los vehículos son perfectos. Nuestro objetivo es que sean mejores que los conductores humanos. Nada puede ser un vehículo perfecto, sólo quiero marcar las expectativas”.




En cualquier caso, parece claro que los vehículos autónomos no van a ser inmunes a los accidentes, al menos mientras tengan que convivir con los conducidos por humanos, y deberemos ser conscientes de ello antes de adoptarlos. Sin embargo, es posible que para cuando la tecnología y las leyes nos permitan adoptarlos haya tanta diferencia de seguridad en favor de los vehículos autónomos que no tengamos ninguna duda a la hora de subir en uno.

Por otro lado, hasta el momento en que se puedan adoptar los vehículos totalmente autónomos, es probable que empecemos a ver automatismos de conducción (ya hay vehículos que permiten una conducción semi autónoma en situaciones como tráfico muy denso) que hagan nuestros viajes mucho más cómodos y seguros hasta que definitivamente podamos deshacernos del volante y los pedales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.