Mega Guía para comprar placas base con total seguridad

placas base

Seas o no seas un experto en el tema, siempre está bien tener una pequeña ayuda para poder elegir entre las mejores placas base del mercado. Ésta es un elemento clave en tu ordenador junto con la CPU, por eso es indispensable que dediques unos cuantos minutos a decidir cual es la mejor placa madre para ti. Además, seguro que descubres alguna cosa que te permitirá todavía afinar más la elección si cabe.

Reviews de las mejores placas base

¿Qué es la placa base de un ordenador?

Una Motherboard o placa base es el elemento principal a la hora de constituir un ordenador. De ella van a depender, en parte, la inmensa mayoría de elementos que podrás instalar en tu equipo y la compatibilidad con ellos.

Físicamente, una placa base es una tarjeta de circuito impreso con componentes muy variados conectados entre sí, y que permite la conexión de los que vayamos a instalar en nuestro equipo.

Presenta diferentes elementos principales y comunes, que marcan el rendimiento y difieren de unas placas a otras. No nos detendremos mucho más en este punto y pasaremos a explicar las partes principales de una placa a continuación.

Componentes y partes de una placa base

Las placas madre disponen de una cantidad enorme de componentes integrados en el gran circuito que forman, y nos sería casi imposible dedicarle tiempo a cada uno de ellos en un solo post sin que quedase muy extenso, así que, hablaremos de los principales y más a tener en cuenta a día de hoy para elegir adecuadamente y diferenciar lo que nos ofrece una placa u otra.

Socket de la CPU

El core de la placa, donde se integra el procesador en ella, es un elemento que determina de forma física y eléctrica qué tipo de procesador podemos usar en la placa.

Actualmente, disponemos de diferentes sockets, donde los más destacados son el LGA 1151 y el LGA 2066, que viene a sustituir el LGA 2011-v3 en equipos de alto rendimiento dentro de Intel. Por parte de AMD, tenemos el nuevo AM4, tanto para la serie Ryzen como la seire A, y el brutal TR4 de los procesadores Threadripper que compiten con la serie X de Intel.

Buses de datos

Son los encargados de distribuir tanto la información como la energía por toda la placa base y entre sus componentes. Existen diferentes tipos de buses y cada cual con una función específica según el tipo de datos que transporte.

Chipset

El Chipset son una serie de circuitos integrados encargados de la gestión de transferencia de datos dentro de las placas base. Éste quizás sea el componente más determinante a la hora de comprar una placa, puesto que es el que determina la compatibilidad de ésta con el procesador y la potencia de la placa en sí, en cuanto a procesamiento y capacidad de soportar periféricos o tarjetas de expansión.

Actualmente, existen dos fabricantes de Chipsets principales, que son Intel y AMD, y son exclusivos de sus procesadores; es decir, en una placa base con Chipset Intel nunca podrás montar un procesador AMD.

Este punto es clave, aparte del zócalo, puesto que determina el procesador que podremos montar en el equipo. Debemos comprobar siempre que el Chipset de la placa sea compatible con el procesador elegido.

Ranuras RAM

La memoria RAM es la que usa el equipo para almacenar la información que está utilizando durante el procesamiento. Ésta viene delimitada por el Chipset y generalmente encontramos placas que soportan hasta 64GB en Chipsets estándares, y 128GB en los Chipsets de alto rendimiento, como los X99 o X299 de Intel.

Ranuras de expansión

Son los diferentes complementos o añadidos que podemos integrar en la placa base y que mejoran su rendimiento. Es otro punto que debemos tener en cuenta si queremos, por ejemplo, instalarle un SSD tipo M.2 o si queremos colocar varias gráficas en Multi GPU.

Tarjetas PCI

Son las ranuras más comunes y las conocemos por ser el lugar donde se conectan las tarjetas gráficas. Debemos de tener en cuenta el número de este tipo de ranuras y el tipo, puesto que una mala elección, nos limitará a la hora de querer realizar montajes más avanzados y complejos en el futuro.

En este tipo de ranuras también se pueden conectar tarjetas de sonido, discos SSD PCI, tarjetas inalámbricas… etc. Debemos de tener claro el tipo de conexión que necesitan, pues tenemos dede 16x, que es el formato utilizado generalmente por las gráficas, hasta 1x que son los más pequeños y que usan tarjetas como las de Wifi.

M.2

Éste es un tipo de conexión bastante novedoso que se incluyó de forma habitual a partir de las placas base Intel con Chipsets de la serie 100 de la arquitectura Skylake. Este tipo de conectores permite utilizar la nueva interfaz de almacenamiento M.2 ultrarrápida y en algunas configuraciones, podemos conectar hasta 3 de estas tarjetas en RAID 0, con lo que la velocidad de acceso será enorme.

Conectores U.2

Son un tipo de interfaz de conexión fabricada por Intel y es una especie de conector M.2. cableado de forma que pueda soportar diferentes factores de forma conectados directamente a la placa. No tubo demasiado éxito, así que no profundizaremos demasiado en ello, pero si necesitas más información puedes verla aquí.

Puertos de conexión

Son las típicas salidas y entradas que todas las placas presentan en su parte posterior. Debemos de fijarnos bien para que sea compatible con los dispositivos y periféricos de los que disponemos o estamos dispuestos a comprar.

Conectores SATA

Este tipo de conectores también vienen delimitados por el Chipset y son los que permiten conectar los diferentes dispositivos de almacenamiento a nuestra placa base.

Alimentación

Es obvio que una placa base funciona con alimentación y debemos conectarla a la fuente de alimentación. En este tipo de conexiones también están incluidos sitemas de LED u otros tipos de complementos, que no necesariamente son imprescindibles para el funcionamiento básico de la placa, pero si se alimentan a través de este tipo de conectortes de alimentación.

UEFI y BIOS

Son los softwares iniciales de cualquier placa base y permiten gestionarla para por ejemplo, ver la compatibilidad del hardware, realizar modificaciones de compatibilidad o del sistema y sobre todo, para realizar ajustes del funcionamiento del microprocesador y RAM, o lo que es lo mismo, es el lugar desde donde se puede realizar overclocking a nuestos componentes.

Antiguamente se usaba la BIOS, pero actualmente disponemos de UEFIs que vienen a ser lo mismo pero de forma más gráfica e interactiva.

Para realizar modificaciones a este nivel, se hace imprescindible tener conocimientos de lo que se puede hacer para no realizar desajustes que hagan que nuestro equipo funcione incorrectamente o en el peor de los casos, destrozar algún componente.

Pila

Es la que suministra alimentación al circuto CMOS para que se mantengan datos de configuraciones o la fecha y la hora del equipo guardadas.

El reloj

Es el encargado de regular la velocidad de ejecución del procesador y otros elementos del equipo.

Otros componentes

Englobamos aquí algunas características o elementos de serie pero no vitales para su funcionamiento, como son una tarjeta wifi, bluetooth, personalización, leds…

Todo esto, no es una información avanzada, pero suficiente para que puedas entender mejor de qué está compuesta una placa base a grandes rasgos.

Tipos de placas base según el tamaño

Las placas base han sufrido cambios a lo largo de la historia en cuanto a su formato, ya que con el paso de los años y la optimización de la tecnología, el tamaño se ha podido ir reduciendo hasta disponer de placas potentes que caben en la palma de la mano, como las Raspberry Pi.

Aquí enumeraremos las más comunes y las que normalmente son usadas para montar los equipos por los usuarios.

E-ATX Extended ATX

Es un tamaño ligeramente más grande que el estándar ATX y suele ser el que usan las placas más potentes del mercado, como las de los Chipsets de alto rendimiento que permiten hasta 8 módulos para la memoria RAM.

ATX

Es el tamaño más común y denominado estándar actualemte. En este tipo nos encontramos desde placas muy potentes con gran capacidad de procesamiento y posibilidades, hasta las más básicas.

M-ATX Micro ATX

Es el tamaño estándar reducido y sobre un 25% más pequeño que el ATX. Este tipo de placas parten de las ATX y comparten los puntos de anclaje, con lo que una m-atx encaja en el sitio de una mayor pero en el caso contrario, dependerá del tamaño de la torre, aunque los anclajes obviamente coincidan.

Mini ITX

Es el formato más reducido capaz de mantener rendimientos similares a los tamaños más grandes. Este tipo de placas son ideales para montar equipos compactos de todo tipo, desde equipos de trabajo hasta PCs gaming de reducido tamaño.

Con este tipo de formato debemos de tener cuidado, pues no podremos disponer de las refrigeraciones más potentes del mercado.

Mini STX

Es un tipo de placas base de reducido tamaño de aproximadamente de 5×5, introducida por Intel en sus equipos NUC. Existen algunos fabricantes que las hacen y son ideales para montar equipos de muy reducidas dimensiones. Aquí tienes un ejemplo.

Fabricantes de placas base

Existen diferentes fabricantes en el mundo de las placas base, pero podemos reducirlos a 4 principales, los cuales son: ASUS, MSI, Gigabyte y ASRock. Tenemos una quinta marca muy popular que es Aorus, pero esta es una submarca de alto rendimiento de Gigabyte. En este caso, hablaremos de ella por separado, puesto que tiene diferentes modelos y funciona como una marca en sí, independiente de Gigabyte.

Asus

Asus es una de las marcas con más reconocimiento en la fabricación de componentes de ordenador. Destaca por un diseño parco, con materiales de alta calidad y diferentes gamas de productos para que todo el mundo pueda tener a su disposición la placa que desea.

PRIME

Esta gama es la pura esencia de ASUS. La serie se remonta al año 1989 y es el estándar más alto de la marca y a la vez la gama para todo tipo de usuarios, desde los que buscan un equipo modesto hasta uno de alto rendimiento.

Pro Gaming

Tal y como su nombre indica, este tipo de placas base están pensadas para los jugadores más avanzados y que saben directamente lo que necesitan. Actualmente, es posible que esta gama entre en discontinuidad por solaparse con la serie ROG.

ROG

STRIX, MAXIMUS, RAMPAGE, EXTREME, CROSSHAIR… Da igual de la gama que hables, dentro de ROG existe un ADN propio reconocible con una comunidad acérrima que solo exige ROG para todos sus componentes. En cuanto a las placas, encontrarás de todo tipas de alto rendimiento, con componentes exclusivos e iluminación LED personalizable.

TUF – Fiabilidad 27/4

Su propio nombre lo indica y esta gama está pensada para ofrecer un rendimiento continuo en entornos profesionales que requieran disponer de un equipo operativo a todas horas. Fabricadas con los componentes más duraderos y avanzados del mercado, éstas placas están pensadas para rendir al máximo siempre.

WS Workstation

Esta serie, tal y como su nombre indica, está enfocada a equipos de alto rendimiento profesional. Este tipo de placas suelen llevar Chipsets exclusivos para montar procesadores XEON o los de más alta gama, como los de la serie Extreme de Intel.

MSI

MSI es la marca líder del mundo en cuanto a gaming y es la marca principal en los eSports. Está totalmente enfocada en los usuarios de gaming, pero tampoco descuida a los otros tipos de usuarios, creando siempre productos fiables y de gran calidad.

GAMING Entusiasta

Es la gama donde están englobadas las placas base más potentes de la marca y del mercado. Aquí nos encontramos verdaderas máquinas, con los Chipsets y tecnologías más avanzadas del mercado y algunas propias de la marca.

GAMING Performance

Es la gama media de placas base gaming MSI y de donde se pueden sacar equipos verdaderamente potentes a un precio competitivo y de calidad.

GAMING Arsenal

Dentro del sector gaming, aquí es donde podemos encontrar placas base baratas para gaming pero que cumplan sobradamente las expectativas. Mortar, Granade, Bazooka y Tomahawk, son denominaciones que muestran unas claras intenciones del arsenal que encontraremos aquí.

PRO Series

MSI no se queda atrás en el sector profesional y sabe que puede ofrecer placas base para los que no buscan jugar, sino un rendimiento y calidad a la hora de trabajar o disponer de un buen equipo. Por eso, en esta serie encontrarás desde los equipos más potentes que ofrece la marc>a, hasta las conocidas PC MATE, que están dispuestas a rendir bajo todo tipo de condiciones.

Gigabyte

Gigabyte es una marca que se centra mucho en el usuario final en todos los productos que ofrece y es el tercer gran fabricante mundial de placas madre. La marca tiene tecnologías propias muy destacables como son Ultra Durable o WINDFORCE, que definen unos estándares dentro de la industria muy altos.

Ultra Durable

Es la gama estándar en todo tipo de componentes de la marca y el nombre lo dice todo respecto a ellos. Gran durabilidad desde las placas más básicas hasta las más potentes de la marca.

GIGABYTE Gaming

Esta gama está enfocada totalmente al mundo gaming, tal y como su nombre indica y en ellas, encontraremos todo tipo de formatos y prestaciones, para que todo el mundo pueda disfrutar de un equipo gaming de calidad desde la base.

G1 Gaming

Esta gama estaba enfocada al mundo gaming de alto rendimiento, pero desaparecerá en breve en detrimento de la marca AORUS. Si buscas placas de alto rendimiento para tu procesador SkyLake o FX, aquí tienes un buen lugar todavía.

Overclocking

Otra gama dedicada a las motherboards más potentes que ha desaparecido y dejado paso a las AORUS como marca enfocada al sector entusiasta y ultra gamer.

AORUS

AORUS, a pesar de ser una marca dentro de Gigabyte, se ha ganado un nombre en el mundo de la fabricación de placas base. Su estándar es lo máximo y pasa por los mejores Chipsets del mercado, una fabricación sublime y un estilo reconocido gracias a unos diseños que bien merecen estar en un museo y no dentro de una caja de PC.

ASRock

logo asrock

ASRock es la marca más joven de la industria, pero el tercer mayor vendedor por detrás de Asus y Gigabyte. Inicialmete, ASRock pertenecía a ASUS pero en el año 2002 se escindió de la compañía y desde ahí no ha parado de crecer en todos los aspectos. Se centra casi exclusivamente en la creación y diseño de placas de todo tipo y a día de hoy, destacan por ser las mejores en cuanto a relación calidad-precio y durabilidad. Quizás sean las menos impresionantes visualmente, pero compiten de tu a tu con cualquier marca sin duda.

Extreme

Este tipo de placas están pensadas e ideadas para los equipos de más alto rendimiento del mercado profesional. Presentan características únicas y cuentan con multitud de premios internacionales en cuanto a fabricación y prestaciones.

Taichi

Son el emblema de la marca y de las placas más versátiles que existen en el mercado. Con estas placas base disfrutarás de potencia y prestaciones más que suficientes para trabajar, jugar o usarla en tu día a día.

Fatal1ty Gaming (serie del famoso gamer)

Su nombre,Fatal1ty, lo dice todo. Estas placas son las enfocadas al sector gaming y cuentan con el apoyo del ya legendario gamer Jonathan Wendel. Con un diseño exclusivo y una iluminación LED de alta calidad, esta serie de placas está prearada para que des lo mejor en tus partidas.

PRO

Es la serie profesional y comercial de la marca. En ella se engloban tarjetas madre desde las más potentes a las mas sencillas y económicas de la serie Suoer Alloy, que son un referente para equipos económicos y fiables.

OC Formula

Diseñada para overclockers y entusiastas. Aquí hablamos de los que disfrutan sacando rendimientos absolutamnete increíbles de sus equipos y son unos apasionados del hardware en toda su esencia. Este tipo de placas están hechas para romper las reglas establecidas.

Otras marcas: Biostar, Zotac, Sapphire…

Estas son marcas que también están presentes en el mercado, pero son bastante raras de encontrar. Biostar es una marca que pertenece a MSI, con lo que tienes garantizada una calidad mínima. Zotac y Sapphire también tienen algunas placas, pero estos dos fabricantes se enfocan más en las gráficas, la primera usando Nvidia como base y la útima con AMD como procesador gráfico principal de sus tarjetas.

¿Qué placa base comprar? Las mejores placas base según usuario

Después de esta breve introducción, podemos empezar a ver por donde van los tiros a la hora de elegir una placa base para nuestro equipo. Nosotros partiremos del uso que vamos a darle y de las posibilidades que esperamos de él para elegir nuestra motherboard.

Hay dos elementos que son claves a la hora de acertar al 100% en el equipo adecuado y son el procesador y el Chipset de nuestra placa. Estos dos elementos son los que juntos van a determinar el rendimiento general del equipo. Por eso, te recomendamos que antes de elegir una, pienses bien para qué vas a usar tu equipo.

Llegados a este punto, vamos a dividir en cuatro grupos a los usuarios de ordenadores para que sea más sencillo encuadrarse en un grupo y elegir con seguridad.

Usuarios básicos

Aquí podemos englobar a todos los los que necesiten un equipo sencillo para trabajar o para usar en su hogar a nivel usuario. Como norma general, usaremos los Chipsets más básicos de base para nuestro equipo y con precios inferiores a los 60 euros de media.

Si somos fans de Intel, nos decantamos por el Chipset H110 que es el más básico, o el B250 si lo encontramos a buen precio y buscamos un poco más de potencia y versatilidad de cara a usar programas más avanzados o algún juego.

En cuanto a AMD, disponemos del A320 a precios muy bajos que, junto con los nuevos procesadores de la serie A compatibles con el Socket AM4, podremos tener placa y procesador por menos de 100 euros.

Usuarios profesionales

En este apartado encontramos a los que necesitan disponer de un buen equipo para trabajar, generalmente con programas de diseño gráfico avanzado, edición de vídeo y manejo de grandes bases de datos o computación.

Aquí recomendamos optar por placas versátiles, potentes y fiables como las PRO4 de ASRock, las PC MATE de MSI, o las TUF de Asus.

En cuanto Chipsets, todo depende de lo que necesites, pero para empezar el H270 de Intel o el B250 de AMD son elecciones económicas y eficientes. La series Q y C de Intel también son opciones interesantes pero son más raras de encontrar y muy específicas.

Si necesitas más potencia y hacer overclocking, opta por los Chipsets Z270 o los nuevos Z370 de Intel o X370 de AMD de las gamas enfocadas al sector profesional de las diferentes marcas. Te ahorrarás bastantes dinero en luces innecesarias como las gaming y tendrás el mismo rendimiento que las más potentes.

Gamers

Éste quizás sea el apartado que más controversia puede generar, porque habrá gente que diga de todo y que se pueden realizar virguerías con equipos muy económicos pero bien optimizados.

La recomendación es que pienses en el futuro y no en el ahora, ya que la tecnología avanza y de nada sirve montar un equipo económico pero eficiente hoy, si en un año ya no puedes sacarle más rendimiento.

Por eso, es recomendable optar por los Chipsets de alta gama Z270 y Z370 de Intel, que en las ASRock y Gigabyte suelen estar por debajo de los 100 euros, y los X370 de AMD. En cuanto a marcas, tienes buenas placas en las principales, y depende un poco del tipo de calidad, personalización o iluminación que quieras. Quizás Aorus o Asus son las que ofrecen las placas más impresionantes y personalizables, pero también se paga.

Entusiastas

Aquí reservamos un apartado especial para la gente que busca lo sublime en el campo del hardware, ya sea en gaming, profesional o como hobby. En este apartado, hablamos de lo más potente y que corresponde a los Chipsets X99 y X299 de la familia Intel X y al X399 de AMD para los Threadripper.

Aquí tienes unas placas a partir de las cuales montar equipos brutales y que te durarán años, ya que son familias de más largo recorrido que las normales, como la Core o Ryzen.

Esto es posible gracias a tecnologías que te permitirán hasta 128GB de RAM en cuádruple channel, soporte para multi-GPU (AMD CrossFire y SLI), soporte para más de 24 líneas PCI Express, soporte para 6 discos duros, triple M.2 en RAID 0, más de 10 USB 3.1, overclocking extremo… y podríamos seguir hasta aburrir, ya que cada placa de estas es un mundo en sí.

Si optas por esta plataforma para tu equipo, te recomendamos que para jugar tires más por Intel, ya que su sistema está más optimizado de cara a los videojuegos y aparte que no necesitas tantos núcleos, sino velocidad de procesamiento.

Por otra parte, si buscas productividad de cara al trabajo, usa los de AMD sin duda. En cualquier caso, no creo que vayan a defraudarte ninguno de los dos.

Recomendaciones para comprar placas base

Como conclusión final, ten siempre estas recomendaciones en cuenta antes de lanzarte a la piscina, pues es una decisión importante para disfrutar de un equipo bueno y funcional durante años:

  1. Ten siempre presente para qué quieres el ordenador antes de decidirte y el uso que vas a darle.
  2. Busca siempre por Chipset y procesador antes de ver marcas o especificaciones o si tienen luces.
  3. Comprueba que podrás actualizarla el día de mañana y que se ajusta con los componentes que quieres montarle o podrías montar en un futuro.
  4. Una vez tengas decidida la placa, vete a la marca y formato que más te guste o necesites.
  5. Mira siempre las especificaciones con calma. Parecen inacabables pero si vas poco poco, verás que no es para tanto y que todo se reduce a ver lo importante, como el modelo de Chipset, procesador compatible, tipo de RAM, puertos PCI y qué cantidad de dispositivos de almacenamiento soporta y conectores traseros.
  6. Ten varios modelos de similar rendimiento en mente por si no encuentras la que quieres o el precio no entra en tus planes.
  7. No tires por lo bajo, porque generalmente vamos a querer hacer más de lo que en un principio pensamos.
  8. Si no estás seguro en algún punto, pregunta siempre, que para eso estamos.

Como cierre, decir que elegir una placa base es el primer e imprescindible paso hacia el montaje de un ordenador. Si lo vas a hacer tú mismo será algo muy instructivo y divertido durante el proceso y una vez acabes, sentirás que tienes algo único, personal y que lleva parte de ti en su esencia.