¿Humidificador o difusor? Descubre en qué se diferencian y cuál es mejor para ti

humidificador o difusor portada

Mucha gente los confunde, pero humidificador o difusor no es lo mismo, son dos aparatos diferentes. Ambos tienen sus propias características y funciones, aunque también comparten algunos aspectos. La principal diferencia es su propósito o fin: un humidificador eleva la cantidad de humedad del ambiente para evitar problemas de salud, mientras que un difusor aromatiza la estancia con aromas o aceites esenciales, ya sea para perfumar o para aromaterapia. No obstante, como veremos, hay humidificadores que también aromatizan, a la vez que aportan humedad.

A continuación, te explicamos con detalle en qué consiste cada uno de estos dispositivos, para qué sirve un humidificador o difusor y qué tipos de humidificadores y difusores hay, para que sepas qué humidificador o difusor comprar para ti, según tus necesidades.

Humificador para qué sirve, cómo funciona y beneficios de humidificador

Los humidificadores son dispositivos diseñados para mantener la humedad del aire, que en condiciones ideales debe situarse entre el 30% y el 50%. Esto es necesario especialmente en climas cálidos o en hogares en los que la calefacción está encendida durante mucho tiempo y pueden darse problemas de salud. Así, con el uso de humidificador, el aire es menos agresivo para las vías respiratorias.

Un humidificador consiste en un depósito de agua y un mecanismo que hace salir el líquido en forma de vapor o gotas minúsculas al aire, consiguiendo un ambiente más respirable. Lo mejor es utilizar agua destilada o de botella, es decir, cuantas menos impurezas tenga mejor, pero algunos humidificadores también son compatibles con el uso de aceites esenciales echados en el agua, por lo que pueden tener función de humidificador y de difusor a la vez.

Para su funcionamiento, tanto el humidificador o difusor funciona con energía eléctrica: los hay que van enchufados a la corriente y otros que cuentan con una batería, como el difusor eléctrico.

Y para que funcionen en óptimas condiciones, estos aparatos deben ser limpiados con mucha frecuencia, ya que, de lo contrario, pueden generarse bacterias en su interior y que luego acabarían en el aire de la habitación.

humidificador de aire

Entre las diferentes ventajas o beneficios del humificador, tenemos:

  1. Incremento de la humedad ambiental.
  2. Mejor aroma (si es compatible con aceites esenciales): poner aromas para humidificador dentro del depósito de agua del dispositivo permite que este actúe también como difusor de aromaterapia.
  3. Evitan la sequedad en las vías respiratorias y de la piel: colocando un simple humidificador es posible evitar la congestión nasal, la tos y el picor de garganta que generan los sistemas de climatización.
  4. Ayudan a dormir mejor: sobre todo, en el caso de los niños. Esto es posible gracias a que reducen la temperatura, aumentan la humedad ambiental y, si se desea, aportan aromas muy agradables.
  5. Plantas más fuertes: estos dispositivos también aportan el grado de humedad perfecto que necesitan las plantas de interior.
  6. Mantenimiento del hogar: un correcto nivel de humedad evita que los muebles se resquebrajen y el papel de la pared se reseque.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que los humidificadores no están pensados para estar funcionando las 24 horas del día, sino para usarlo durante unas horas, ya sea durante el día o la noche; producen ruido (algunos más que otros); y que no en todos los casos es recomendable su utilización, antes debemos valorar si realmente lo necesitamos: si el aire de nuestro hogar es muy seco, si nuestro bebé tiene alguna dificultad respiratoria o nos lo ha recomendado el pediatra, etc.

humidificador

Tipos de humidificador de aire

Hay distintos tipos de humidificadores de aire, cada uno de los cuales usa un método distinto para humedecer el ambiente:

  • Humidificador de vapor caliente: este tipo de humidificador usa un electrodo o una resistencia para calentar el agua del depósito. Luego, un ventilador ayuda al vapor a salir del dispositivo. Como resultado, la temperatura de la estancia se eleva ligeramente: entre 1 y 3 grados, dependiendo del modelo de humidificador y el tamaño de la habitación. Suele admitir aceites esenciales y puede ser un humidificador para bebes, pero hay que usarlo con cuidado, ya que alcanza una temperatura elevada.
  • Humidificador de niebla o vapor frío o humidificadores evaporativos: en lugar de vapor, expulsan el agua del depósito en una especie de niebla a temperatura ambiente, gracias a unos filtros. Son más seguros, ya que no necesitan calentar el agua, aunque algo ruidosos.
  • Humidificadores ultrasónicos: en este caso, el agua no se evapora, sino que es expulsada por la acción de un ventilador y de una membrana de cerámica o de metal que vibra a alta frecuencia, provocando ondas en el agua y haciendo que ésta se descomponga en partículas microscópicas. Al contrario de lo que pueda parecer, la temperatura no baja con el uso de estos humidificadores, pero sí que notaremos un ambiente más fresco y no tan reseco. Estos dispositivos son más compactos y silenciosos, así como algunos son compatibles con esencias aromáticas. Asimismo, dentro de éstos también tenemos los humificadores ultrasónicos ionizadores, los cuales también liberan iones negativos que se encargan de eliminar del aire posibles agentes nocivos, como bacterias, gérmenes y alérgenos.

humidificador o difusor

Por otro lado, según el uso que se le vaya a dar a los humidificadores, tenemos:

  • Humidificadores domésticos: compactos y de pequeño tamaño, ideales para el hogar. Algunos también son decorativos.
  • Humidificadores industriales: son grandes aparatos capaces de humedecer espacios amplios, como una vivienda completa o una oficina. Algunos se instalan directamente en el conducto del aire acondicionado o la calefacción para distribuir la humedad por todas las habitaciones.
  • Humidificador bebé o humificadores para bebés: especialmente indicados para proporcionar a los más pequeños un aire óptimo que respirar. Los humidificadores tienen muchos beneficios para casi todas las personas en general, pero en el caso de los bebés son especialmente recomendables. Esto se debe a que todavía tienen un sistema respiratorio muy sensible, que puede sufrir si el aire que respiran es muy seco. Lo normal es colocarlo en su habitación, pero también se puede usar durante el día en el salón o en cualquier otro lugar en el que se encuentre el pequeño.
  • Humidificadores de aromas: si queremos disfrutar de todos los beneficios de la aromaterapia o aromatizar la casa, debemos asegurarnos de que elegimos un humidificador que pueda usarse con fragancias, esencias o aceites esenciales. Para ello, solo tenemos que añadir unas gotas de nuestro aceite favorito al tanque de agua y listo. La niebla que saldrá del aparato estará impregnada del olor elegido. Si queréis un ambiente relajante para dormir, os recomendamos aceites esenciales de Lavanda.

Asimismo, los humidificadores también se diferencian según su diseño, sus funciones (higrómetro, temporizador, control remoto, iluminación, autoapagado…), su potencia o capacidad de humidificación, capacidad del tanque o depósito de agua, y la regulación de la intensidad de la niebla.

humidificador bebe

Difusores

Un difusor de aire o difusor de ambiente es un pequeño aparato que se conecta a la corriente eléctrica y que expulsa partículas aromáticas al aire. Lo más frecuente es usarlo con aceites esenciales que, además de tener un gran poder aromatizador, tienen diversos beneficios para nuestra salud física y mental.

La mayoría de los difusores de aroma mezclan el aceite con agua antes de expulsarlo. De esta forma, se reduce la intensidad de la esencia, que puede ser demasiado penetrante si los aromas de difusores se usan sin diluir. Por eso, también pueden aumentar un poco la humedad del ambiente, aunque no tanto como en el caso de los humidificadores.

Normalmente, se le añaden unas gotas del aceite esencial al tanque lleno de agua o al filtro, pero esto dependerá de la intensidad del aroma y del espacio en el que se localice el difusor.

Entre las ventajas o beneficios del uso del difusor de aceites esenciales, tenemos que es una manera de aromatizar la estancia, a la vez que se humedece algo; sirve para aromaterapia, ayudando a concentrarnos, a descansar, y a calmar problemas mentales, como la ansiedad, el estrés o la depresión; también mejora los ciclos naturales del sueño del cuerpo y combate los desórdenes del sueño; y puede servir para ahuyentar o evitar insectos como moscas, mosquitos y polillas.

difusor aromatico

Tipos de difusores

No todos los difusores de aire son iguales. En el mercado puedes encontrar distintos tipos, dependiendo del sistema que usen para liberar las esencias.

  • Difusor evaporativo o de evaporación: para usar este tipo de difusor, solo tienes que agregar unas gotas de aceite esencial en su filtro. Entonces, un pequeño ventilador empuja el aire a través de éste, haciendo que las partículas del aceite se dispersen en el ambiente. Cabe indicar que es ruidoso.
  • Difusor de calor: estos difusores eléctricos aplican calor a un filtro impregnado de aceite, entonces éste se evapora y perfuma la estancia. Sin embargo, pueden cambiar la composición de la sustancia como consecuencia de las altas temperaturas.
  • Difusor nebulizador: este tipo de difusor usa un tubo en el que se añaden las gotas de aceite. Luego, mediante el aire frío presurizado, éstas se dividen en pequeñas partículas que se lanzan al aire y se absorben más fácilmente. No obstante, estos difusores de aceites esenciales son más delicados y más ruidosos.
  • Difusor de ventilador: este difusor aromaterapia no depende del calor, sino que mueve el aire a través del espacio. El difusor con ventilador es genial para espacios pequeños como el coche, el baño o una habitación pequeña.
  • Difusor ultrasónico: puede considerarse como un híbrido entre humidificador y difusor. El aceite se agrega al tanque de agua, entonces, al igual que ocurre en el humidificador ultrasónico, un disco de metal o cerámica comienza a vibrar a gran velocidad, haciendo que una fina niebla de agua y aceite salga del aparato. Estos difusores son muy silenciosos y están más recomendados para grandes espacios.

difusor de aire

Así pues, como conclusión de si es mejor humidificador o difusor, si quieres beneficiarte de los efectos relajantes y terapéuticos de los aceites esenciales, lo tuyo es un difusor, en cambio, si necesitas elevar la humedad del hogar, entonces deberías comprar un humidificador. Pero si quieres disfrutar de las ventajas de ambos productos, lo mejor es que optes por un humidificador compatible con aceites esenciales, ya que es más completo que un difusor de aromas.

¿Humidificador o difusor? Descubre en qué se diferencian y cuál es mejor para ti
Nombre del artículo
¿Humidificador o difusor? Descubre en qué se diferencian y cuál es mejor para ti
Descripción
Mucha gente los confunde, pero humidificador o difusor no es lo mismo, son dos aparatos diferentes. Ambos tienen sus propias características y funciones, aunque también comparten algunos aspectos. A continuación, te explicamos con detalle en qué consiste cada uno de estos dispositivos, para qué sirve un humidificador o difusor y qué tipos de humidificadores y difusores hay, para que sepas qué humidificador o difusor comprar para ti, según tus necesidades.
Autor
Web
Hardmaniacos
Logo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.