Lenovo ha comprado Motorola, pero, ¿qué ha pasado realmente?

La gran empresa informática china Lenovo ha finalizado recientemente la compra de la compañía Motorola Mobility, la cual estaba hasta el momento en las manos de Google, pagando por ello 2910 millones de dólares, que incluyen 680 millones en efectivo y más de medio millón de acciones, convirtiéndose así Lenovo en el tercer mayor fabricante de smartphones a nivel mundial.

Con esta compra, Lenovo integrará 3500 empleados de Motorola y mantendrá las operaciones de ésta en su misma sede central de Chicago. Por su parte, Motorola tendrá licencia para usar y ampliar sus patentes, estando ahora, según el CEO de Google Larry Page, “en buenas manos, ya que Lenovo es una empresa con una fuerte dedicación a la fabricación de excelentes equipos”.

Mientras que Google, por su parte, se queda con el 5% de las acciones de Lenovo y también con la mayoría de patentes de Motorola para así fortalecer la plataforma Android; mientras que se deshace de la parte de hardware de la compañía estadounidense, la cual le había estado dejando notorias pérdidas económicas trimestre tras trimestre y que también suponía una amenaza para el resto de fabricantes que utilizan Android.
Lenovo-compra-motorola-foto
Sin embargo, esta compra-venta esconde algo más que debe saberse y tener en cuenta: el lanzamiento de los terminales Moto X y Moto G habían supuesto el “nuevo despertar” de Motorola, que estaba bajo el mandato de Google; lo que aumentaba la tensión de enfrentamiento entre Google y Samsung, ya que Samsung había conseguido el gran éxito de Android. Por lo que seguir apostando por Motorola por parte de Google, conllevaría a un distanciamiento de Samsung y Android y el posible desarrollo de nuevas plataformas como Tinzen, lo que acabaría llevando a la tumba a nuestro querido S.O. Android.




Con esto, cabe añadir que no nos debemos sorprender al saber que esta compra-venta entre Google y Lenovo coincide temporalmente con el anuncio de la firma de un acuerdo entre Samsung y Google para compartir patentes durante los próximos diez años, permitiendo así que Google pueda dejar de ser fabricante y que Samsung continúe con el impulso de Android.

Fuente: cnnexpansión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.