Modding Razer Copperhead Tempest Blue

Aquí os traemos nuestro modding Razer Copperhead Tempest Blue, un ratón que, con unos retoques, podremos volver a usar tras haber pasado muchas horas con él.

Introducción

En primer lugar, nos encontramos ante el ratón láser razer Copperhead Tempest Blue. Éste es, en nuestra opinión, uno de los ratones láser más completos y resultones de la gama Razer así como del mercado, puesto que cuenta con un completo características como un sistema de DPi’s que permite el cambio de velocidad en cualquier momento con tan solo un clic.

Este modelo también permite el ajuste y guardado de perfiles, mediante un sistema de memoria interna que incorpora el propio ratón, para que podamos usar nuestra configuración en cualquier PC sin necesidad de ningún tipo de drivers adicionales.

Además, el ratón Razer Copperhead Tempest Blue trae unos surfers de teflón de alta calidad, permitiendo así un deslizamiento muy bueno. Por todo ello, es uno de los ratones más significativos de la marca Razer y la evolución lógica de su antecesor.

El ratón Razer Copperhead Tempest Blue que vamos a moddear se encontraba muy deteriorado después de años de uso continuo y muchas horas de juego a sus espaldas, habiendo cumplido a la perfección el cometido para el que fue comprado. No conformes en darle la jubilación, hemos decido reinvertir en él y darle una segunda oportunidad a esta maravilla de ratón, para que siga dando mucho más de si y demostrando que puede estar a la altura de cualquier otro ratón.

Problemas que presenta y estado

A continuación, os vamos a exponer qué problemas nos presentaba este ratón Razer Copperhead Tempest Blue y su estado antes de realizar el modding:

  • Notable deterioro visual: la capa antideslizante que recubría el cuerpo o caparazón del Razer Copperhead se había retirado en determinados puntos, dándole al ratón un aspecto escamado.
  • Pérdida de surfers: uno de los surfers se perdió por la fricción continuada contra la alfombrilla, lo cual es lógico después de casi 5 años de uso.
  • Rueda inoperativa: debido a la rotura de su eje, la rueda del ratón se hundió en la carcasa por lo que dejó de ser utilizable.
  • Suciedad general: en el interior del ratón encontramos una gran cantidad de suciedad, lo cual dificultaba su correcto funcionamiento.

En la siguiente imagen se puede observar el estado de nuestro ratón:




Pues bien, para resolver estos problemas hemos seguido los siguientes pasos:
Desarmado y limpieza del ratón
En primer lugar hemos desarmado completamente el ratón, separando todos sus componentes. Para realizar este desarme, empleamos diferentes tipos de destornilladores, dependiendo del tamaño de los tornillos que presenta el ratón.




Es en este momento del desarmado en que descubrimos la cantidad de suciedad que presenta nuestro ratón,debido al tiempo por lo que procedemos a su total limpieza para poder trabajar de un modo correcto y evitar fallos cuando apliquemos la pintura.

Reparación del eje de la rueda y colocación de nuevos surfers

Tras limpiar bien nuestro ratón Razer Copperhead Tempest Blue, pasamos a reparar los desperfectos físicos que presentaba. En primer lugar colocamos unos surfers nuevos, para así ocupar el lugar que había quedado vacío y de paso renovar los demás, para obtener un mejor resultado en el deslizamiento.




Después reparamos la rueda del ratón, a la que se le rompió el eje, impidiendo así su uso. Para subsanar este problema empleamos una pequeña punta de acero muy delgada, que coincidía con el pasador que tenía la rueda de nuestro ratón, asegurándonos así de que no volviese a romper en el mismo sitio.

Para asegurarnos de que la rueda tiene el mismo tamaño que la original con el nuevo eje, recubrimos el eje con masilla para que endurezca y una vez duro, darle forma con una lija evitando así que el pasador “bailase” dentro de nuestro ratón.

Lijado y pintado de la carcasa

Debido al estado en que se encontraba la carcasa, lijamos bien toda la superficie con una lija de grano fino, consiguiendo así que quedase con un acabado liso y suave.




Además, con este lijado conseguimos que la pintura “agarre” en el plástico, ya que si pintásemos sobre la carcasa sin haberla lijado previamente, la pintura no llegaría a quedar fija, quedando un acabado muy pobre.

Una vez lijada la superficie, procedemos al pintado y barnizado del ratón. Para pintar la carcasa escogimos una pintura naranja en spray de baja presión y empleamos 3 aplicaciones, con un tiempo de secado de entre 6 y 8 horas para cada capa, aunque este tiempo depende de cada fabricante.

Los botones laterales del ratón los pintamos de color amarillo, de manera que llamasen la atención, y para el barnizado utilizamos un barniz también en spray (ambos sprays se puede conseguir en cualquier ferretería) consiguiendo así un acabado brillante a la vez que protector.




Y cuando todas las partes se encontraban completamente secas, empleamos un rotulador permanente para añadir algunos detalles finales a la carcasa del ratón.
Y por último daremos otro otra capa fina de barniz en spray para darle la capa protectora final.

Y lo dejamos secar finalmente en un lugar seco y sin polvo que pueda incrustar partículas en el ratón y estas se queden pegadas.

Montaje final

Tras la reparación y el pintado, procedemos al montaje completo de nuestro ratón Razer Copperhead Tempest Blue. Poniendo especial cuidado en no romper ninguna de las pequeñas piezas en que está conformado.




Una vez armado de nuevo, podemos contemplar el resultado final obtenido para nuestro modding. Aquí os dejamos una galería de imágenes para que podáis verlo:

2 Respuestas

  1. bailongo dice:

    Agradezco a todo el equipo de HardManiacos por interesarse en modificar mi ratón y arreglarlo puesto que el acabado es magnifico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.