Samsung Galaxy Gear

Hola Hardmaniacos! Los Reyes Magos de Oriente nos han traído esta noticia sobre el Samsung Galaxy Gear, que algo es algo, sabiendo el precio de este tipo de dispositivos.

El Samsung Galaxy Gear es un reloj inteligente desarrollado por Samsung, que fue presentado ya en septiembre del pasado 2013 en la feria IFA de Berlín, junto con el Samsung Galaxy Note 3. Por lo que ya está disponible en el mercado desde octubre de 2013, a un precio de 300 euros.

Como reloj, el Galaxy Gear presenta un diseño elegante, simple y vistoso. Lo primero que llama la atención es su tamaño, siendo incluso demasiado grande. Es más alargado que ancho y cuenta con un marco de acero con cuatro tornillos alrededor de la pantalla. Probablemente a muchos nos hubiera gustado que Samsung le hubiese incorporado a este smartwatch una pantalla curva, pero finalmente el reloj inteligente nos presenta una plana.

El Samsung Galaxy Gear constituye una sola pieza con la correa, en la cual se localiza la cámara. Esta correa que es de plástico y con su superficie rugosa, está disponible en seis colores distintos; con lo que en este aspecto, Samsung ha sabido tener en cuenta que el reloj inteligente es también un complemento de moda.
Galaxy-Gear-colores




En cuanto a su función básica de indicar la hora, el Galaxy Gear nos permite personalizar el reloj, otorgándole el aspecto que vaya más con nuestro estilo, gracias a una aplicación desarrollada para tal fin. Además, como cualquier buen reloj, el Samsung Galaxy Gear, también incluye cronómetro y cuenta atrás.
Galaxy-Gear-medidas
Con este smartwatch de Samsung podremos realizar llamadas, mediante su conexión con el smartphone, utilizando el altavoz y el micrófono del reloj; así como tomar fotografías y vídeos gracias a su cámara de 1,9 megapíxeles incorporada en su correa, y aunque no podamos obtener imágenes de gran calidad, si podremos ser discretos cuando capturemos imágenes en la calle.

El Samsung Galaxy Gear dispone de una batería de 315 mAh no intercambiable, que según Samsung, es capaz de aguantar todo un día, aunque luego en la realidad seguro que casi no llega al final del día sin ser recargada.




La miniaturización de la tecnología ha permitido que este reloj inteligente de Samsung cuente con un conjunto de especificaciones que hasta hace poco eran más típicas de un smartphone de gama media. Así, lo primero que hay que destacar del Galaxy Gear es su gran pantalla de 1,63 pulgadas y resolución de 320 x 320 píxeles, de tecnología SuperAMOLED y táctil, cuya interfaz puede ser controlada también con comandos de voz. Para aumentar la autonomía del smartwatch, la pantalla permanece apagada por defecto y sólo se enciende si pulsamos el botón lateral o realizamos el gesto con la muñeca de volver el reloj hacia nosotros. Sin embargo esta última opción tiene cierta tasa de error (no funciona siempre) y cierto retraso de décimas de segundo.
Galaxy-Gear-voz
El Galaxy Gear viene con Android 4.3 instalado, lo cual lo hace compatible únicamente con el Galaxy Note 3 y 10. Cuenta con un procesador Exynos de un núcleo a 800 Mhz, dos micrófonos, un altavoz, Bluetooth 4.0, 4 GB de almacenamiento y 512 MB de RAM. Sin embargo, este dispositivo sigue considerándose como un complemento para el smartphone, con el cual debe ser emparejado.




Samsung Galaxy Gear también nos permite ver los correos electrónicos y otras notificaciones desde el propio reloj, sin tener que sacar el smartphone. Pero, a no ser que la aplicación sea nativa, el reloj solo nos mostrará un aviso diciendo que nos ha llegado algo y que lo veamos en el teléfono, sin saber qué es ese “algo” que nos ha llegado.
Galaxy-Gear-notificacion


Por otro lado, Galaxy Gear tiene más de 70 aplicaciones para instalar a su disposición, entre las que destacan Evernote, Path, y las destinadas al fitness como RunKeeper y MyFitnessPal, así como un podómetro, acelerómetro y giroscopio que ya se incluyen en dicho dispositivo.
Galaxy-Gear-aplicaciones




Los que ya han podido disfrutar de este dispositivo, han criticado lo poco intuitiva que es su interfaz y el retraso presente en este smartwatch al intentar realizar cualquier tarea. Pero, aparte de la poca duración de la batería, el gran problema del Galaxy Gear es que no es muy resistente al agua. Este reloj inteligente cumple IP-55, lo que quiere decir que es resistente al polvo y “al agua en pequeñas cantidades”, con lo que por ejemplo, si nos vamos a lavar las manos, es recomendable quitarse el dispositivo de la muñeca, para evitar un mal percance.
Galaxy-Gear




Sin embargo, a pesar de todo esto, el Galaxy Gear pretende asentarse en el mercado y con su uso conseguir minimizar el número de veces que sacamos el móvil del bolsillo.

Fuente principal: actualidadipad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.