MyLiFi, la lámpara que emite Internet

MyLiFi Portada

MyLiFi es una lámpara que ofrece una conexión a Internet segura, inalámbrica y sin ondas de radio para dispositivos cercanos, a través de la energía de transferencia de datos de los LED, la cual ha sido creada por la empresa francesa Oledcomm y  presentada en el CES 2018 como una alternativa a los routers que emiten WiFi.

Hay que decir que el Li-Fi (tecnología que emite internet a través de luz infrarroja) no es algo nuevo, pero promete proporcionar velocidades más rápidas que el WiFi. Así, cuando estaba todavía en pañales en el año 2010, MyLiFi alcanzó velocidades de hasta 23Mbps, en comparación con un promedio de 10Mbps para WiFi, y en pruebas más recientes en el año 2015 en Tallin (Estonia), llegó a 1GBps.

En cuanto a su funcionamiento, MyLiFi consta de dos componentes: una lámpara y un transmisor. El primero se trata de una lámpara de escritorio sencilla y de diseño industrial, con la estructura de color blanco y un cable de color brillante que la rodea y atraviesa internamente. Ésta funciona como una lámpara cualquiera inteligente, ya que puede cambiar de luz fría a luz cálida y con una aplicación móvil se puede controlar y programar.




Sin embargo, la conexión a Internet no viene dada por la luz que ofrece, sino que es mediante luz infrarroja invisible al ojo humano, la cual es enviada a través de la punta del cable que se localiza en el centro de la bombilla a modo de antena, y recibida por el transmisor, el cual se debe conectar a nuestro portátil o dispositivo en un puerto USB. No es necesario instalar nada, en cuanto se conecte, detecta la conexión a Internet y ya empieza a funcionar.

cable antena lampara MyLiFi

Base lampara MyLiFi




Cabe indicar que a pesar de que la conexión es inalámbrica, debe estar en línea visual directa con la lámpara para poder establecer una conexión. El CEO de Oledcomm, Benjamin Azoulay, describe la conexión como “un cable de luz de Ethernet”. “Y si tratas de doblar o torcer ese cable, simplemente no funciona”, lo cual limita bastante nuestros movimientos o libertad.

Por otro lado, como ventajas del uso de MyLiFi, hay que señalar que no resulta dañino para nuestra salud y que la luz infrarroja no atraviesa las paredes, por lo que sería mucho más difícil que nos roben la señal y con ende nuestros datos privados, siendo por tanto, más seguro. Por ello, el LiFi puede ser útil en los hospitales, que exigen un entorno sin ondas de radio y una seguridad estricta sobre la información de los pacientes, o para los fanáticos de los juegos, ya que la conexión es más rápida y más estable que el WiFi.

MyLiFi




Finalmente, decir que este proyecto se encuentra en fase de recaudación de fondos en Indiegogo. La lámpara cuesta unos $840 y viene con un solo transmisor, por lo que de momento sólo sirve para un uso personal y no compartido. La marca está trabajando en mejorar esto, así como también planea lanzar bombillas con esta tecnología para utilizar en techo y paredes y así otorgarnos una mayor libertad.

Fuentes: The Verge y Engadget

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.