Tecnología para y en la playa

La playa está también en el punto de mira de las empresas tecnológicas, que piensan en soluciones prácticas para sus visitantes

Según el Barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), los destinos de sol y playa siguen siendo la primera opción a la hora de viajar. Ante este auge turístico, surgen también un gran número de ingenios tecnológicos pensados para hacernos más fácil, segura y conectada nuestra estancia en la playa.

Tal y como ya se estaba viendo, los drones pueden ser capaces de echar una buena mano a la hora de vigilar las playas y salvar vidas en el agua. Aparecen de nuevo, nuevos intentos de llevar esta idea a cabo, como la del ayuntamiento de Torrevieja (Alicante) con su sistema SalvaDron y la de Fuengirola, que a través de vectores de posición y una cámara de alta calidad que lleva incorporada, los drones pueden localizar a un bañista en situación de peligro y lanzarle un salvavidas que se hincha en dos segundos automáticamente e incluso lleva otro más por si fuera necesario.

Sin embargo, la regulación del uso de estas aeronaves está todavía en estudio, teniendo que tener en cuenta que la playa es un lugar público al que acude mucha gente, por lo que hay que tener mucho cuidado.

la playa 1

Otra tecnología que se está implantando en la playa es la habilitación de zonas WiFi gratuitas, como las que ya hay en Punta Umbría (Huelva), Barcelona o Calvià (Mallorca). Para localizar los puntos de WiFi gratis más cercanos, existe la web colaborativa Wifium o la aplicación móvil WiFiFinder, la cual posee más de 550.000 puntos WiFi de redes públicas y de acceso por pago en 144 países y nos muestra información sobre ellas.

la playa 2




Relacionado con Internet y con el mundo de las apps, si queremos encontrar información concreta sobre la playa que nos interesa ir, iBeach ofrece fotografías y descripciones detalladas sobre ellas, así como Playea nos indica qué playas son adecuadas para ir con niños, cuáles tienen bandera azul, admiten perros, son nudistas, etc. En caso de querer conocer el estado de las mareas, la app iMar creada por el Organismo Gubernamental Puertos del Estado, proporciona información a tiempo real sobre la bajamar y pleamar.

Por otro lado, si nos encontramos en la playa sobre nuestra toalla tan a gusto que no nos apetece movernos ni para ir a buscar de comer o beber, tenemos la plataforma online Vagueoo, la cual es una startup pionera de Alicante de entrega de comida y bebida en la playa directamente hasta nuestra toalla. Para ello, geolocalizan al cliente y lo conectan con el punto de venta más cercano.




En cuanto a nuestra protección en la playa, disponemos de la aplicación móvil UV-Derma, la cual nos dice cuanto tiempo podemos estar al sol sin quemarnos, tomando como referencia nuestra ubicación, nuestro tipo de piel y el índice de radiación UV. Esta app ha sido creada por expertos en dermatología de la Fundación Piel Sana de la Academia Española de Dermatología y Venereología. Mientras que UV-Lens, por su parte, nos dice también que factor de protección necesitamos en cada omento según dicha radiación. Además, también existen bañadores inteligentes, como los de la marca francesa Spinali Design, que cuentan con un sensor de radiación ultravioleta que nos avisa al móvil mediante una aplicación por Bluetooth cuando hay que echarse más protector solar.

Y en lo que se refiere a seguridad, también tenemos aquí tecnología para la playa. A través de la aplicación Alpify, podemos enviar una alerta a los servicios de emergencia del 112 pulsando sólo un botón rojo, con la que se está ya enviando las coordenadas del lugar, el porcentaje de batería del móvil y otros daos que hayamos introducido como alergias o problemas médicos. Para evitar que los peques se extravíen, algunas playas les ofrecen wearables que llevan un chip con los datos de contacto de familiares, o también tenemos los relojes infantiles Pikavú que localizan al niño por geolocalización GPS.




En caso de que ocurra alguna emergencia y necesitemos actuar, la app Manual de Primero Auxilios nos servirá de ayuda, la cual también ofrece consejos e información sobre distintos peligros. Y si nos pica una medusa, hay la aplicación Infomedusa que funciona en playas de Málaga, y la iMedJelly, desarrollada por el CSIC y la Mediterranean Science Commision y que se centra en playas de Cataluña.

Fuente: El País

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.