La guerra del hogar inteligente: Apple vs. Amazon

hogar inteligente

El sistema abierto de Amazon para el hogar inteligente triunfa en el CES 2017 frente al cerrado de Apple

En nuestro artículo sobre el CES 2017 hablábamos de Alexa, el asistente virtual que Amazon presentó durante la feria integrado en más de una docena de productos pensados para el hogar del futuro. Combinado con Amazon Echo, un dispositivo controlado por voz, este software nos permite desde elegir nuestra música favorita hasta pedir una pizza o cerrar la puerta del garaje. Ahora, los usuarios se preguntan si Amazon podrá rivalizar con el resto de gigantes en la lucha por conquistar el mercado del hogar inteligente.

Apple entró en el mercado del hogar inteligente en otoño del 2014 con su HomeKit, que emplea el software Siri para controlar dispositivos por comando de voz. Pero HomeKit ha tardado más en despegar debido a las estrictas exigencias de la empresa.

Por otro lado, Amazon, a pesar de haber entrado en el mercado casi un año después, ya es compatible con un rango mayor de productos: 250 dispositivos poseen ya la etiqueta «works with Alexa«, mientras que solo unos 100 productos son compatibles con HomeKit.

hogar inteligente

¿La diferencia? Según apunta un artículo de Reuters, la clave está en que Apple emplea un sistema cerrado para sus productos frente al sistema abierto de Amazon.

Cerrado vs. abierto

Apple mantiene un estricto control sobre su plataforma, centrándose en la seguridad y la facilidad de uso de sus productos. Aquellos fabricantes que deseen crear un dispositivo para el hogar inteligente compatible con HomeKit deben usar unos chips específicos de la marca, además de otros chips propios de WiFi y de Bluetooth.

Los dispositivos han de construirse en fábricas certificadas por Apple, y luego ser enviados a Cupertino para pasar una serie de minuciosas pruebas. Todo este proceso puede llevar de tres a cinco meses y debe mantenerse en secreto.

Frente a esto, el proceso para construir productos compatibles con Alexa es mucho más sencillo y puede completarse en cuestión de días. A las empresas interesadas les basta con enviar a Amazon el código fuente del producto para que lo apruebe, sin necesidad de chips especiales ni fábricas certificadas. Las empresas pueden hasta encargar la revisión física del producto a una empresa externa. Esta facilidad ha hecho subir el número de ventas en productos compatibles con Alexa durante el período estival.

¿Y la seguridad?

Aun así, el enfoque conservador de Apple ofrece más ventajas en cuanto a la facilidad de uso y la privacidad. Al ser compatibles con Bluetooth, los dispositivos de HomeKit pueden utilizarse dentro de casa sin estar conectados a Internet. Esto elimina el riesgo de que un hacker pueda abrir el cerrojo de la puerta de tu hogar inteligente.




«Un producto para el hogar inteligente que sea imposible de hackear proporciona mucha más paz mental que la compatibilidad rápida», asegura el artículo de Macrumors. Amazon, por su parte, no puede garantizar la seguridad total de sus dispositivos; y esta es una diferencia clave que puede convencer a los usuarios a largo plazo.

Más información (en inglés) aquí y aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.