Juegos de id Software: Doom (1993-1997)

Después del boom de Wolfenstein 3D en 1992, id Software se puso en el mapa, pero John Carmark quería un 3D real y esto, aún estaba lejos. Por suerte, el próximo juego, el Doom, sería un paso de gigante.

Antes de seguir hablándoos de este gran juego, en el capítulo anterior de nuestra serie de juegos de id Software, teníamos juegos con varios avances. El Hovertank (1991) hizo el entorno poligonal y sprites escalables. Posteriormente, el Catacomb 3D (1991) agregó mapeado de texturas (por software) a los muros. En 1992, con Wolfenstein 3D, id Software echó el resto para agregar VGA (256 colores) y raycasting (no raytracing). Pero todo esto no fue lo que se esperaba, y si bien Wolfenstein 3D fue un prodigio de la tecnología, el siguiente juego tenía que ser mejor.

Si solo vemos en id software, no veremos más lanzamiento hasta Doom, pero esta compañía ya empezó antes a licenciar su motor. El juego que más nos interesa es el ShadowCaster (1993), una aventura gráfica que corría con el motor modificado de Wolfenstein 3D. Con este, ya tuvimos iluminación dinámica, techos y suelos texturados, muros variables, y la posiblidad de cambiar la altura.

Con todas estas mejoras, y una ilumanición mucho mejor, entre otras muchas cosas, id nos sorprendió con Doom, el 10 de diciembre de 1993. Tal fue el petardazo que dio Doom, que se convirtió al instante en un clásico, en uno de los juegos más importante de la historia, y en el juego más común en los ordenadores del mundo.

Las mejoras del juego fueron en todos los aspectos. Gráficamente dio un paso adelante brutal, hasta tal punto que se necesitaba un ordenador muy moderno entonces (486) para que fuera correctamente. Pero para la industria del videojuego, el mismo creó y sentó las base de los FPS (First Person Shooter). Entrando en el juego en sí mismo, los mapas pasaron a tener decenas de secretos con una disposición pocas veces superada. Los enemigos fueron tantos y tan variados, que jamás se había visto algo así. La violencia y la destrucción pocas veces se había visto en los ordenadores, pero no solo eso, es que esta vez era explícita y de varias formas, porque los enemigos no morían igual con un pistola que con un lanzacochetes. Encima, para muchos fue blasflemo y atacó los valores religiosos, y ya sabéis qué pasa con la religión en Estados Unidos. Si a esto se le une el tiroteo de Columbine y un incidente con una motosierra y dos críos, la polémica vino de serie.

Todo esto fue interesnate y ayudó a venderse, pero no fue nada comparado con dos mejoras que tuvo:
Poder crear MODs.
Juego en red.

Estas dos habilidades, fueron lo más revolucionario, ya que permitieron jugar con otros jugadores por todo Estados Unidos, y cambiar el juego a gusto de cada uno. Este cambio, fue mal visto por parte de id pero debido a la procedencia de los John, al final se permitió, dando al juego una vida imposible de dar por otro modo.

Los niveles del Doom se multiplicaron por cientos y no solo eso, algunos se animaron a vender sus mods como juegos independientes. Los títulos los comentaremos luego, pero por ahora nos centraremos en su primero juego.

Doom (1993)

Más allá de lo que fue Doom, hay que hablar un poco de él como un juego. El jugador es un marine (nunca dicen el nombre porque representa a la persona que juega, aunque luego lo llamarían Doomguy), que ha sido encarcelado en Marte después de atacar a un oficial de alto rango cuando se le ordenó disparar contra civiles (si has visto la película de Perseguido verás que es casi igual). Allí trabaja junto a la Union Aerospace Corporation (UAC), un conglomerado multiplanetario y contratista militar que realiza experimentos secretos en viajes interdimensionales.

De repente, algo sale mal y el infierno se abre, ya que las puertas de teletransportación de Deimos y Phobos se llenan de demonios. La UAC intenta defenderse pero no puede detener la invasión, y las bases son invadidas rápidamente por monstruos; y todo el personal es asesinado o convertido en zombis.

Para controlar la situación, un destacado militar de Marte, viaja a Fobos para investigar el incidente. El jugador tiene la tarea de asegurar el perímetro, ya que el equipo de asalto y sus armas pesadas son llevados al interior. El contacto por radio pronto cesa y el jugador se da cuenta de que él es el único sobreviviente. Al no poder pilotar el transbordador fuera de Fobos solo, la única forma de escapar es acabar con todos.




Como podéis ver, Doom une ciencia ficción, acción, y terror en un mismo título de tres capítulos con veinte nueve fases en total. Esto se expandiría a un cuarto capítulo en Ultimate Doom en 1995.

Este juego, se vendió en Estados Unidos por shareware (primer capítulo) por decenas de empresas, y fue enviado por correo la versión completa. Estas copias, al principio, solo se vendían a EE.UU,, pero pronto se mandó a todo el mundo, entre ellos Europa.

El juego fue prohibido en Alemania por su ley, y para saltársela, lo que hizo id fue enviar el juego sin ninguna señal, de esta forma los juegos siguieron entrando al más puro estilo narco. Respecto a España llegó con su propia versión en disquetes de 3”5 y versión CD. Existió otra versión de 5”25, pero se cree que se quedó en Japón y USA.

Además de juegos, también se lanzaron libros, guías, servidor de juego en red… Todo el mundo que quiso hizo dinero.

Doom II: Hell on Earth

El año siguiente se lanzó Doom II. Aunque se vendió como una continuación, se puede considerar más una expansión, ya que realmente no tiene tantos cambios. En la mayoría de los casos, son pequeñas mejoras gráficas, aunque también se añadieron siete enemigos (y el final) con un arma que fue el icono del Doom: la escopeta de doble cañón.

El juego dejó de lado los capítulos y tuvo 30 niveles con tres secretos. Dos están basados en Wolfenstein 3D que no salen en su versión alemana, mientras que el tercero es exclusivo de Xbox.

Entrando en la historia, el juego sigue donde acabó el primero. Al atravesar un portal a la Tierra, se descubre que los demonios ya la invadieron. Después de que las principales ciudades de la Tierra quedaran en ruinas por el ataque, los sobrevivientes humanos esperan la evacuación de un puerto estelar, pero los demonios la han rodeado con una barrera de llamas. Todos los soldados restantes de la humanidad, realizan un asalto desesperado en el puerto estelar, pero son aniquilados. En este momento, es cuando el jugador entra.

Este juego tuvo como expansión oficial el Master Levels for Doom II, y como extra, nueve niveles del No Rest for the Living. Este último, son niveles que ganaron el Cacowards 2010 (concurso para reconocer los mejores MODs del año) y se lanzaron con el Doom II cuando llegó al XBLA. Poco después, se añadió al Doom 3: BFG Edition, que es su lugar más conocido.

Final Doom (1996)

Después de lanzar Ultimate Doom y Master Levels for Doom II, se vio que los MODs eran minas, y de aquí se probó la idea lanzar dos MODs en un juego, los MODs elegidos fueron TNT: Evilution y The Plutonia Experiment. Estos MODs, no se redujeron a nuevos niveles, se añadieron mejores, nuevos gráficos, texturas y músicas.

TNT: Evilution fue desarrollado por TeamTNT y comprado por id Software, mientras que The Plutonia Experiment, fue completado cuando sus autores mostraron el resultado a id Software.

Ambos son secuelas del Doom II, por ejemplo, en The Plutonia Experiment, Estados Unidos toma medidas para evitar otra invasión. Entre ellas, refunda la UAC para investigar herramientas y tecnologías que pudieran evitar el resurgimiento del infierno. Se crean mecanismos para evitar una, pero al final, caen y nuestro protagonista decide ingresar al complejo y detener la invasión solo.

En TNT: Evilution, la UAC establece una base en una luna de Júpiter, pero un buen día, el barco de suministro anual, llegó antes de lo esperado siendo más grande lo normal. Se descubre que es una nave espacial del Infierno y toda la base es invadida. Doomguy jura venganza por sus tropas asesinadas, y se propone matar a tantas criaturas malvadas como sea posible.

Como se puede ver sigue la idea: malos vienen y hay que matarlos. Realmente, estos juegos no necesitaban más, de hecho yo después de pasármelos varias veces, nunca me he fijado en la historia, me he enterado escribiendo el artículo.




The Plutonia Experiment

TNT Evilution

Heretic (1994)

Raven Software, después del lanzamiento del Shadowcaster, decidió volver a usar la fórmula, pero esta vez, con el motor del Doom. Ya que Doom era acción en un futuro próximo y los juegos de fantasía siempre vendían bien, estaba claro que de ambos solo podía salir algo bueno, y así fue como salío Heretic.

El juego es considerado como un MOD del Doom original, pero realmente es algo más. Trae mejor sonido, opción de mirar abajo y arriba, volar, transparencias, puedes interaccionar con objetos del juego, y sobre todo, añade la función del inventario.

El juego se vendió como shareware y luego Heretic: Shadow of the Serpent Riders, como versión completa. La versión shareware tuvo un capítulo, la registrada tres, y la completa cinco.

Hexen: Beyond Heretic (1995)

Ya que el Heretic vendió muy bien, tenía que haber una segunda parte de este juego. Por lo que al principio se llamó Heretic II, hasta que dentro de la empresa, alguien pensó en cambiar el nombre y dejar ese nombre para otro juego que saldría en 1998 con motor del Quake. Por esta razón, perdió el nombre que pasó a ser Hexen y con un desarrollo siglos después del original.

El juego trajo un pseudo-mundo abierto, potenció todo lo visto, y dio la opción de elegir entre tres personajes con cuatro armas y dos tipos de maná como municiones:

Luchador: Con armas cuerpo a cuerpo, alta resistencia, y gran vida, es el personaje por defecto al inicio. Por desgracia, su poco uso de la magia le penalizará.
Mago: Usa la magia como proyectil de larga distancia, pero es lento y con poca resistencia, sus poderosos ataques a distancia, lo compensan pero es complicado de jugar.
Clérigo: Una mezcla de ambos.




En 1996 se lanzó el Hexen: Deathkings of the Dark Citadel, una expansión para Hexen, y en 1997, se lanzó Towers of Darkness: Heretic, Hexen and Beyond. Esto fue una compilación de los juegos muy bonita.

Strife: Quest for the Sigil (1996)

De los juegos que hablaremos, posiblemente este sea el más interesante, ya que pasó con más pena que gloria, por temas ajenos al juego en sí.

Para empezar, hay que decir no es un FPS, sino un FPS con toques RPG. En vez de ser un mata-mata, se le puso una trama con elementos de historia en todo el juego que, según las elecciones, podía dar lugar a tres finales, algo impensable en esos años y que me ha recordado mucho al primer Deus Ex. Junto con el inventario al más puro estilo Hexen, se puede aumentar la precisión del jugador con la mayoría de las armas, y la salud máxima.

El juego sufrió retrasos por cancelaciones, pero lo que realmente le dañó, fue el salir entre Duke Nukem 3D y Quake. Lo gracioso es que el juego es muy bueno y aporta muchas cosas, pero la falta de dinero de la empresa, lo abocó al fracaso y  a que sea uno de los pocos juegos relacionados con Doom cuyo código ha desaparecido.

En el 2014 tuvo un relanzamiento como Strife: Veteran Edition, a través de Steam y GOG, con un motor mejorado derivado del Chocolate Strife, pero con muchas características adicionales, como un renderizador OpenGL y algunas funciones que se planificaron, pero que no se completaron a tiempo. Otro añadido fueron cuatro mapas nuevos.

Chex Quest (1996)

Si por algo se recuerda este juego, es por ser el primer CD-ROM con un juego que se lanzó dentro de una caja de cereales. Tal fue el éxito, que Chex aumentó las ventas un 295% durante la promoción, aunque ésta no fue propia de Chex, y a esto también áyudó América Online, a cambio de poner su cliente de servicio de acceso telefónico (el famoso CD para conectarse por modem a 56 KB).

El juego es para todos los públicos y aquí llega la pregunta: ¿Doom para todos los públicos? Pues sí. Deliberadamente, se hizo no violento y, por ejemplo, los enemigos en el juego no son asesinados, sino transportados a su dimensión de origen. Todo es colorido y los enemigos son muy simpáticos.




No voy a decir mucho más porque merece ser visto, pero vino con cinco niveles, tuvo una expansión en 1997 bajo el nombre de segunda parte, y una tercera no oficial creada en 2008.

Hacx: Twitch ‘n Kill (1997)

Y aquí llegamos al último juego basado en el motor de Doom que, por desgracia, tuvo muy poco éxito porque llegó con el Quake, y obviamente no pudo competir.

Hacx es una conversión total del Doom II que fue comercializado después de pagar 5.000$ a id. Actualmente, es muy raro de ver, pero se puede descargar desde la web de Rich Johnston, uno de los desarrolladores.

Para acabar, decir que hay algún otro juego más moderno pero no creo que este sea el momento, porque no es de esa época. Respecto al Doom 64, no he dicho nada porque lo dejaremos para cuando se lance el remake.

Hasta el próximo capítulo, donde hablaremos del Quake.

Juegos de id Software: Doom (1993-1997)
Nombre del artículo
Juegos de id Software: Doom (1993-1997)
Descripción
Después del boom de Wolfenstein 3D en 1992, id Software se puso en el mapa, pero John Carmark quería un 3D real y esto, aún estaba lejos.
Autor
Web
Hardmaniacos
Logo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.