Review Portal Knights: el umbral al más allá

Portal Knights es el nuevo título de la empresa alemana Keen Games; una nueva obra en la cual nos embarcaremos en una aventura repleta de fantasía; a través del portal que nos llevará a más allá de este gran mundo. Un mundo que pesé a su potencial, se queda en una mota de lo que podría haber llegado a ser.

Presentación

Seamos realistas: ‘Minecraft’ ha sido, y a supuesto, un antes y un después en la historia de los videojuegos. Recuerdo a la perfección el primer día que pude jugarlo, al igual que lo muchísimo que me fascinó. La inesperada, al igual que sorprendente, pérdida de concepción acerca de todo cuanto me rodea es una sensación que muy pocos juegos (los podría contar con los dedos de la mano) me han hecho sentir. Creo que es una situación que cuando ocurre, es el momento en que uno se percata que tiene delante suya la puerta a otro universo, cuando te das cuenta de que estás a un paso a adentrarte en un vasto mundo por descubrir y explorar.

Que ‘Minecraft’ sea, probablemente, lo mejor que le ha pasado a la industria en años, no es una cosa que diga yo, basta con que miremos a nuestro alrededor, que le echemos una ojeada a todos esos videojuegos de supervivencia y crafteo. La mayoría de títulos de este estilo, posterior a ‘Minecraft’, se han visto influenciados mínimamente por la gran obra de Notch, creando un enorme (sub)género adyacente a la gran dicha de: “¡…se parece a Minecraft!” Eso, para mí, es el gran triunfo al que puede aspirar un desarrollador o diseñador. Tras abandonar su largo periodo en Early Access, el título del ambicioso estudio Keen Games: Portal Knights, es uno de los mejores ejemplos para verificar que la fórmula “Minecraft” todavía puede emplearse de muchas maneras, incluso llegar a ser ampliada. No obstante, la puesta en escena final de la obra de Keen Games, termina fallando bastante en su ejecución.

Características Portal Knights
  • JUEGO: Portal Knights
  • PLATAFORMA DE JUEGO: Pc, PlayStation 4
  • TIPO DE JUEGO: Aventura
    Multijugador
    Sandbox
  • REQUERIMIENTOS DE ORDENADOR: 4 GB de RAM
    2 GB de espacio disponible
    Windows
  • GPU: NVIDIA GeForce GTX 750ti
    ATI Radeon HD 7850
  • EDAD: +7

Pruebas Juego

De primeras, lo que más me sorprendió fue que de las muchas cosas que lleva a cabo esta nueva obra de construcción y exploración, es librarse de distintos elementos de supervivencia que caracterizan a tantos otros compañeros del (sub)género. Por ejemplo, aquí no tendremos que vigilar ninguna necesidad de nuestro protagonista más allá de la de mantener su vida por encima del cero, es decir, sobrevivir al combate. Uno de los nuevos elementos que se introducen en la gran ecuación, es la que viene de la mano del RPG; las tres grandes (al igual que míticas) clases de rol: guerrero, arquero y mago, estarán disponibles para nuestro avatar, permitiendo que nuestra manera/forma de jugar y enfrentar a los enemigos, sea distintas y la podamos adaptar a nuestro estilo favorito. Además, también se nos brindará un clásico sistema de niveles, la lista de atributos y distintas bonificaciones que se desbloquearán a medida que vayamos subiendo niveles en el juego.

Como veréis, toda la aportación del RPG a esta obra se queda en lo básico, y por supuesto es de lo más simple, al igual que genérico, sin reinventar ni aportar nada nuevo. Lo más curioso de ‘Portal Knights’, es la manera en la que nos da la bienvenida a su mundo; no sólo nos está dejando claro (mediante una pequeña cut-scene al inicio) que detrás de todo eso hay una historia, sino que además nos indica que se trata de un mundo que pretende ser explorado, y que contiene una infinidad de contenido con el que interactuar.




‘Minecraft’ y sus predecesores parten de la idea principal que la historia la hace y la construye el jugador, de que se va a jugar mediante la conocida: narrativa emergente, y por supuesto en su estado más puro. Ahí nace la magia. Sin embargo, en esta ocasión ‘Portal Knightsno parece establecer un patrón muy definido. La introducción que nos da paso a colocarnos cómodamente en su universo, nos comunica en un idioma que no corresponde a lo que luego pretende conseguir con su inmensa y abrumadora cantidad de opciones. Al menos esa fue la sensación que me dio. ¿Qué sentido tiene dentro de su universo que nosotros hagamos todo eso? Y me estoy refiriendo al tema de la construcción y crafteo, me sacó bastante del papel principal que desde un inicio me planteaba el título. No estoy diciendo que me parezca mal que el juego intente apostar por un sistema así, pero ya que te esfuerzas en introducir un inicio argumental (por pequeño que sea), ¿por qué no terminar de justificar su correspondencia contextualizándolo con todo lo demás? En vista a la poca información que nos aportan, ahí creo que todo cojea un poco. En ‘Grand Theft Auto’, por ejemplo, que nosotros a través de Michael –o cualquiera de sus otros personajes– decidamos coger un coche, y empezar a montar un desastre por toda la ciudad, tiene sentido dentro de su mismo universo, ya que todos los elementos y aspectos constituyen un mismo esquema global, en el que todo está construido para que funcione en un mismo campo: la enorme ciudad de Los Santos. Tenemos toda la información a nuestras manos, y somos nosotros los que decidimos qué hacer con ella.




Por lo general muchos factores que componen el juego, parece que van avanzando a compases completamente opuestos; la música que tendremos de background nos acaricia al oído en un tono psicodélico oscuro, sin terminar de equivaler con el pintoresco escenario por el que la mayoría del tiempo pasearemos y aumentando la tensión cuando no es precisamente necesario.

Sin embargo, el trazo culminante del asunto recae en el hecho de que sus distintos componentes, sobre todo los que son propios de un RPG, parecen introducidos de una manera muy forzada. El combate – que es casi una copia exacta de antiguos Zeldas – , es de lo más básico que nos podamos imaginar y sobretodo poco preciso, haciéndose en muchos casos incómodo y derivando en un resultado poco satisfactorio. No presenta combos ni nada que se le asemeje, tan solo con un botón atacaremos frontalmente al enemigo y con otro esquivaremos. Fin. Tampoco es que un esquema así como el que presenta ‘Portal Knight’ requiera de un complejo sistema de combate, pero creo que podrían haberlo hecho un poco más dinámico. Por desgracia, parte vital de la progresión es el combate, un elemento que, como hemos mencionado, dista mucho de convertirse en un punto fuerte para el juego, dado que es una actividad casi tan monótona como picar piedra en busca de los minerales que necesitaremos en cada momento.

En realidad… de todo este asunto hay muy poco por dónde agarrar, y me refiero al juego en general. A simple vista la apuesta por ‘Portal Knights’ me llamó mucho la atención, pero luego cuando me percaté de su ejecución a nivel jugable, apenas me pareció sostenible. Pese a eso, si bien es verdad que para muchos resultará tremendo en ese sentido. Tengo que reconocer que los títulos de este estilo me llegan a sobrepasar con facilidad, dada la cantidad y cantidad de opciones que ponen en manos del jugador sin siquiera guiarlo para que no se vaya por las ramas. Es demasiado para mí.

Aun así, no todo lo que envuelve a ‘Portal Knights’ desciende en una gama de grises y colores oscuros. El juego exhibe algunos elementos que resultan francamente útiles, y que incluso podrían servir de ejemplo para muchos otros. En relación al asunto comentado anteriormente, acerca de la saturación que me provoca la gran cantidad de opciones y contenido “crafteable”, la obra de Keen Games nos dará objetivos puntuales con los que podremos ir cumpliendo poco a poco distintos retos, en su mayoría sencillos, para no navegar a la deriva a través de su hermoso lienzo. Sí, el punto más destacable de ‘Portal Knights’ es su increíble apartado visual, exudando una estética que no dejará indiferente a nadie. Los efectos de luz sobre el colorido paisaje nos trasladan a un precioso sueño esmeralda del que no nos apetecerá salir; precioso, bonito e irresistiblemente idílico, la sintonía visual de ‘Portal Knights’ consigue revivir ese niño que llevamos dentro, haciendo que el simple hecho de pasear por su inescrutable mundo, se convierta en una aventura de ensueño de la que no queramos despertar.




Al final, de todo el barullo que encontramos en ‘Portal Knightslo más significativo resulta ser eso, lo sencillamente bonito que es. Tendrá un sistema de combate pobre, no terminará de hilar bien sus ideas, resultará poco innovador… pero sin duda alguna consigue hipnotizar artísticamente al usuario, haciéndolo navegar por una atractiva armonía que pocas veces conseguimos hallar. Sin lugar a duda, si fuera y estuviera acompañado de un soundtrack un poco más adaptado, no desequilibraría tanto la situación como resulta suceder en este aspecto, y al menos lograría resultar una experiencia un poco más llevadera.




Conclusión

Mi experiencia con ‘Portal Knightsha resultado ser muy poco satisfactoria a nivel de gameplay, ya que apenas se esfuerza en sobresalir y en vez de hacer un uso más extenso – al igual que más adecuado – de sus distintas directrices, limita a ofrecer lo mismo que habremos visto una y otra vez en juegos que lo llevan de una forma o de una manera, bastante mejor.

Pros

  • Muy bonito visualmente
  • Sencillo y accesible para todos
  • Multijugador local
Contras

  • Poca justificación de sus métodos
  • Sistema de combate poco sólido
  • No destaca en especialmente nada

 

Galería

Carles

Portal Knights
41star1star1star1stargray
premio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.