El Internet de las Cosas da paso a la Ropa Inteligente

El Internet de las cosas (iot), Internet en las cosas o Internet of Things, se refiere a la interconexión digital de objetos cotidianos a través de Internet, lo cual supone la generación de una enorme cantidad de datos y abarca una amplia variedad de protocolos, dominios y aplicaciones. Entre las capacidades del Internet de las cosas destacan: comunicación y cooperación, capacidad de direccionamiento, identificación, localización, y actuación.

El concepto de Internet de las Cosas, fue propuesto en 1999 por Kevin Ashton, en el Auto-ID Center del MIT, en donde se realizaban investigaciones en el campo de la Identificación por Radiofrecuencia en Red (RFID) y tecnologías de sensores. Y justamente, gracias a este sistema RFID, hoy en día basta con integrar un chip de poco milímetros en cualquier objeto de nuestro entorno para hacerlo inteligente y poder procesar y transmitir información a partir de él.

Así, multinacionales como Samsung y Xiaomi, afirman que en menos de dos años, todos sus productos serán IoT. ¿Te imaginas que el ventilador del techo se activase solo al detectar la temperatura ambiental o que una lámpara inteligente se encendiera y regulase automáticamente según nuestras preferencias? Pues estos son solo algunos ejemplos, como los que veremos en el siguiente apartado, de productos que ya integran el Internet de las Cosas. No obstante, las aplicaciones del Intenet of Things van más allá, hasta cruzarse con la moda, dando lugar a práctica ropa inteligente para deporte, como la que veremos más adelante.

Internet of Things

El Internet de las Cosas: ejemplos

Las aplicaciones para dispositivos conectados a internet son muy amplias. Existen muchas categorías, pero la mayoría está de acuerdo en separar las aplicaciones del Internet de las Cosas en tres principales ramas de uso: Consumidores, Empresarial e Industrial, en las que todo puede ser interconectado, desde el transporte urbano hasta dispositivos médicos, pasando por todo tipo de electrodomésticos.

En cuanto al primer grupo, algunos ejemplos del internet de las cosas en aplicaciones de consumo incluyen: automóviles conectados, entretenimiento, seguridad y automatización del hogar, como la Smart Home Control Samsung, wearables, tecnología vestible o ropa inteligente, salud conectada y electrodomésticos y gadgets inteligentes, como lavadoras, secadoras, aspiradoras robóticas, purificadores de aire, hornos, refrigeradores que utilizan Wi-Fi para seguimiento remoto.

samsung casa inteligente Smart Control Home Samsung




En el caso de la segunda categoría, cabe indicar que los medios utilizan el internet de las cosas principalmente para mercadeo y estudiar los hábitos de los consumidores. Aquí se incluyen, por ejemplo, aquellos sistemas de compra inteligentes, como el seguimiento de los hábitos de compra de los usuarios a través de su smartphone para ofrecerles ofertas especiales de sus productos favoritos o sugerirle artículos para comprar según sus gustos o necesidades.

Y en cuanto a la industria, el seguimiento y control de operaciones de infraestructura urbana y rural, como puentes, vías férreas y parques eólicos, es una aplicación clave de IoT. Así, el Internet de las Cosas puede utilizarse para seguir cualquier evento o cambio en las condiciones estructurales que puedan comprometer la seguridad e incrementar el riesgo. También puede utilizarse para planificar actividades de reparación y mantenimiento de manera eficiente, coordinando tareas entre diferentes proveedores de servicios y los usuarios de las instalaciones, para mejorar el manejo de incidentes, la coordinación de la respuesta en situaciones de emergencia, la calidad y disponibilidad de los servicios, además de reducir los costos de operación en todas las áreas relacionadas a la infraestructura. Incluso podría utilizarse para monitoreo ambiental y planeamiento urbanístico, así como para los sistemas de transporte y logística, y la fabricación de distintos productos en las fábricas.

dispositivos iot ejemplos

Por otro lado, con respecto al campo de la medicina, los dispositivos IoT pueden utilizarse para el rastreo remoto de pacientes y sistemas de notificación de emergencias a través de los diferentes gadgets inteligentes. Asimismo, algunos hospitales comenzaron a utilizar «camas inteligentes» que detectan cuándo están ocupadas y cuándo un paciente intenta levantarse, así como también pueden ajustarse automáticamente para asegurar que el paciente tenga un soporte adecuado sin interacción del personal de enfermería.

También, la Corporación de Investigación y Desarrollo (DEKA), una compañía que crea extremidades protésicas, ha creado un brazo alimentado por baterías que transforma la actividad eléctrica de los músculos esqueléticos para controlarlo. Y también se ha propuesto el concepto de un «internet de las cosas vivas» donde se describen redes de sensores biológicos que podrían utilizar análisis basados en computación en la Nube para permitir estudiar el ADN y otras moléculas.

Interntet de las cosas: ventajas y desventajas

Después de haber visto ejemplos de aplicaciones y dispositivos iot, os contamos cuáles son las ventajas y desventajas del Internet de las Cosas.

Los principales beneficios o ventajas del internet de las cosas, consisten en la creación de nuevas oportunidades para el desarrollo de nuevos servicios por parte de las empresas basados en datos e información, el aumento de la eficiencia en las empresas e industrias de distintos procesos de fabricación o de control, el impulso de la productividad y satisfacción laboral por parte de los trabajadores, mejora de la comunicación con el entorno y con el resto del mundo, disponer de información al alcance de cualquiera en la nube digital, poder comparar información y evitar el filtro de la manipulación mediática, mejora de la toma de decisiones en cualquier ámbito, facilita el seguimiento para mejorar la seguridad de los usuarios, y supone un ahorro de capital humano, tiempo y dinero.

Internet de las Cosas industrial

Mientras que dentro de los inconvenientes del Internet de las Cosas, hay que indicar que a veces, debido al exceso de información, será difícil discernir cuál es fiable e interesante de toda la que nos llega; debido a su gran alcance, también es fácil la propagación de virus o Spam por la red afectando a distintos tipos de dispositivos; todavía no hay un estándar para etiquetado y monitorización con sensores, así como tampoco lo hay para la interconexión de gran cantidad de dispositivos, para los que cada proveedor crea su propia y única conexión; la privacidad es un gran problema en el IoT, por lo que toda la información debe ser cifrada; además, existe la posibilidad de que el software pueda ser hackeado y la información personal mal utilizada indeseadamente, lo cual quedó demostrado en un estudio de HP y Kaspersky Lab y en el caso de los altavoces Amazon Echo.

Ropa inteligente, cuando la tecnología y la moda se dan la mano

Como os decíamos, el Internet de las Cosas se puede integrar fácilmente en toda clase de materiales, incluso tejidos, creando así toda una moda inteligente con estas prendas de ropa del futuro.

La ropa inteligente incorpora materiales de última generación, microchips y sensores que son capaces de hacer cosas increíbles. Así, se puede tener desde camisas que no se manchan hasta sujetadores que pueden detectar el cáncer de mama. Y, por supuesto, también podemos encontrar prendas inteligentes que han sido confeccionadas para mejorar el rendimiento deportivo, como las que veremos en el siguiente y último apartado de este post.

Uno de los primeros intentos de crear ropa inteligente, fue llevado a cabo por Google y Levi’s, quienes juntos diseñaron la primera cazadora vaquera inteligente conectada al móvil. Así pues, con la Levi’s Commuter Trucker Jacket with Jacquard by Google” puesta, el usuario puede controlar una serie de funciones con un simple toque en el puño de la chaqueta: el volumen de la música, llamar por teléfono o recibir información de Google Maps, gracias a varios hilos conductores entretejidos en la tela y componentes electrónicos integrados, que permiten interactuar con los dispositivos conectados con mayor rapidez y comodidad, sin necesidad de buscar el teléfono. Además, la batería, escondida en la etiqueta, puede durar hasta dos semanas según el uso y la configuración.



Esta chaqueta vaquera inteligente de estilo “vintage”, está, por ahora, disponible únicamente en algunos puntos de venta de EE.UU., a un precio de 350 dólares.

Levi's Commuter Trucker Jacket with Jacquard by Google

Sin embargo, no han sido los únicos. Otro ejemplo del Internet de las Cosas en prendas de vestir, es la moda interactiva creada por Linda Franco, una diseñadora mexicana que desarrolla tecnología portátil para implantarla en prendas de ropa. Su último experimento es una chaqueta vinculada a la realidad virtual. La OBE (out of body experience) de Machina, integra sensores que transforman el cuerpo en interfaz, llevando a las personas a un planeta virtual. Por tanto, su principal aplicación va dirigida al mundo de los juegos.

Por su parte, la marca de tecnología Xiaomi, también ha apostado por esta tecnología y ha diseñado una chaqueta de estilo gabardina con calefacción. La prenda cuenta con noventa elementos de nanotubos de carbono distribuidos en lugares clave a través de dos diodos inteligentes capaces de encenderse y apagarse de manera automática cuando se alcanza la temperatura indicada. Para encender la calefacción de esta chaqueta, la firma asiática ha colocado un botón en la parte inferior de la misma y un sensor especial bajo el bolsillo frontal derecho que informa sobre la descarga de la batería externa. Esta gabardina, que se llama 90 Points Jacket, está fabricada con plumas de ganso e impermeable, siendo así una prenda ideal para cualquier clima y estación fría.

 Xiaomi ropa inteligente comprar

Y en las pasarelas, firmas como Tommy Hilfiger y Ralph Lauren se acercan a la tecnología textil inteligente a través de la energía solar y los transmisores, respectivamente. En sociedad con la empresa Pvilion, Hilfiger diseñó una chaqueta con celdas para capturar energía solar y cargar así las baterías de los móviles, portátiles, etc.

Asimismo, también existen varios proyectos de empresas españolas, como es el caso de la “startup” First1Vision que creó una camiseta deportiva,  el del Instituto Tecnológico Textil (AITEX) que ha desarrollado un nuevo tejido para ropa de bebé con propiedades antimicrobianas y un elevado nivel de protección frente a la radiación ultravioleta; y la empresa Zerintia, la cual se encarga de desarrollar wearables como su chaleco pensado para profesionales de la construcción que les permite detectar la caídas y gases tóxicos, gracias a varios sensores.



Ropa inteligente deportiva

El Internet de las Cosas inserto en las prendas, también ha conquistado el mundo del deporte, donde la ropa inteligente deportiva tiene quizá un mayor éxito, que otros tipos de ropa inteligente. En este caso, las prendas incorporan sensores específicos que pueden llevar a cabo diferentes funciones, como medir el ritmo del corazón e informar de la postura más idónea o correcta para realizar nuestros ejercicios.

La tecnología y el Internet de las Cosas permiten crear ropa de deporte inteligente cuantificadora que incorpora un sensor para medir todo lo que queramos y olvidarnos de otros incómodos dispositivos externos; así como también ropa deportiva que mejora nuestra oxigenación y circulación sanguínea, y tejidos especiales para liberar el sudor o evitar la transpiración.

ropa inteligente deporte

A continuación, os detallamos algunos ejemplos de ropa inteligente de deporte diseñada por distintas marcas:

Camiseta Athos Core Shirt

La ropa inteligente para deporte de la marca Athos cuenta con sensores de respiración y electromiografía para recopilar información sobre los movimientos de los músculos del usuario, la cual es enviada a su smartphone mediante Bluetooth para poder ser estudiada.

En concreto, la Athos Core Shirt se trata de una camisa de compresión para hombres que controla el esfuerzo que se hace en los músculos del bíceps, tríceps, deltoides y pectorales, además de monitorizar también la frecuencia cardíaca, el consumo de calorías y los tiempos de descanso. Esta prenda se ajusta sin problemas a cualquier otra que nos pongamos y tiene un precio de 398 dólares.

Athos Core Shirt

Calcetines Sensoria Smart Sock 2.0

Sensoria Fitness es una marca norteamericana que llegó a España en el año 2015. Uno de sus productos estrella, son sus calcetines Smart Sock 2.0, los cuales incorporan 3 sensores de presión que recogen información mientras hacemos running u otros deportes de atletismo. De este modo, monitorean los pasos andados, los kilómetros recorridos, la velocidad media, las calorías gastadas, ofreciendo un seguimiento pormenorizado de nuestra cadencia.




Es destacable que estos calcetines inteligentes proporcionan información de mediciones tomadas desde el propio pie, por lo que ésta es muy precisa y en tiempo real. Además, disponen de un entrenador virtual que ayuda al usuario a mejorar la técnica en el entrenamiento diario.

Sensoria Smart Sock

El kit de los Sensoria Smart Sock 2.0 consta de un par de calcetines confeccionados con tela de alta calidad, un Sensoria Core acoplado, un cargador USB y una app para el teléfono que se encarga de analizar todos los datos, y tiene un precio de unos 199 dólares.

Camiseta Ralph Lauren PoloTech SmartShirt

Como os comentábamos, esta firma de moda también se ha animado a crear ropa inteligente deportiva. Para ello, ha diseñado una camiseta inteligente capaz de analizar nuestra actividad biométrica en tiempo real.

La camiseta PoloTech SmartShirt de Ralph Lauren, está fabricada con poliéster, nylon, spandex y pequeñas fibras de plata para mejorar la capacidad de los sensores, gracias a los cuales, vamos a saber las calorías exactas que gastamos al hacer un ejercicio, la intensidad de los movimientos, el pulso de nuestro corazón e incluso los niveles de estrés. Toda esta información es enviada por Bluetooth a nuestro teléfono en tiempo real para ser analizada con ayuda de una app. El precio de la PoloTech SmartShirt es de 295 dólares.

Ralph Lauren PoloTech SmartShirt

Sujetador deportivo Vitali Smart Bra

Diseñado específicamente para las mujeres deportistas, el Vitali Smart Bra es un sujetador deportivo que incorpora sensores que avisan de cualquier contratiempo, como sudoración excesiva, una respiración demasiado rápida o un aceleramiento del ritmo del corazón.

Su sensor principal, denominado “Gem” está situado en la parte izquierda del pectoral y cada vez que nos sentamos mal o respiramos de forma inadecuada, comienza a vibrar suavemente para avisarnos. Esta información es enviada al teléfono para su análisis, pero también para proporcionar consejos para educarnos en la postura correcta de nuestro cuerpo.

sujetador Vitali Smart Bra




Camiseta y pantalón Enflux

La camiseta y el pantalón deportivos Enflux cuentan con un total de diez sensores que siguen el movimiento del cuerpo en 3D. No solo dan información sobre la actividad, sino que también sobre la postura que se ha mantenido durante el ejercicio, para así determinar si éste es eficaz y en caso de no serlo, ofrecer alternativas y consejos sobre técnicas a seguir.

Toda la información recopilada por los sensores de estas prendas deportivas inteligentes, es registrada en una aplicación móvil compatible tanto para Android como para iOS.

ropa deportiva inteligente Enflux

En cuanto a su disponibilidad y precio, cabe indicar que por el momento es un proyecto que busca financiación en Kickstarter, en donde se puede adquirir por 249 euros el conjunto de camiseta y pantalón.

Pantalones de yoga inteligentes Nadi X

Si quieres practicar yoga por tu cuenta, los pantalones Nadi X pueden ayudarte. Esta prenda inteligente presenta vibraciones táctiles que te ayudan a saber cuándo debes moverte y si estás realizando correctamente la postura. También se sincronizan mediante Bluetooth con el smartphone y tienen un precio de 180€.

Camiseta deportiva inteligente Polar

El fabricante de relojes Polar también ha entrado en el mercado de la ropa inteligente diseñando una camiseta de compresión inteligente para atletas que puede capturar la frecuencia cardíaca en la parte delantera y dispone de un bolsillo con GPS,  donde los usuarios pueden monitorear los niveles de condición física en tiempo real, con el sistema Polar’s Team Pro.




Pantalones cortos Lumo

Los pantalones cortos Lumo incluyen un sensor que puede controlar una serie de métricas, como el tiempo de contacto con el suelo, la rotación pélvica y la longitud de tus pasos. Además, dispone de un sistema compatible con el entrenamiento en tiempo real, que envía la información a través de tus auriculares y te ayuda a mejorar la forma de correr y reducir el riesgo de lesiones. Los puedes encontrar en su página web por 99€.

pantalon coto Lumo

Sujetador inteligente Supa

La “startup” de moda de Sabine Seymour, Supa, mezcla neón, un sensor de frecuencia cardíaca y AI en su sujetador inteligente. Este es resistente al agua, utiliza sensores biométricos invisibles y se sincroniza a través de Bluetooth. Viene en diferentes tamaños y en diferentes colores. Puedes encontrarlo en su página web por unos 120€.

El Internet de las Cosas da paso a la Ropa Inteligente
Nombre del artículo
El Internet de las Cosas da paso a la Ropa Inteligente
Descripción
El Internet de las cosas (iot), Internet en las cosas o Internet of Things, se refiere a la interconexión digital de objetos cotidianos de todo tipo a través de Internet, incluso la ropa, donde se desarrollan prendas de ropa inteligente de deporte.
Autor
Web
Hardmaniacos
Logo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.