Review Memoria RAM Kingston Fury Beast

Memoria RAM Kingston Fury Beast

Hoy analizamos la memoria RAM DDR4 Kingston Fury Beast, con la que daremos un toque de color a nuestro ordenador, ya que cuenta con iluminación RGB configurable.

Presentación

La marca Kingston cuenta en el mercado con una gran cantidad de soluciones de almacenamiento y memorias, desde tarjetas de memoria, SSD, NVMe o RAM; cada una pensada para un tipo de usuario, por lo que, podremos elegir la que mejor nos funcione.

En este caso, analizamos la memoria RAM Kingston Fury Beast, la cual, además de capacidad y frecuencia, nos permite dar un toque de color con la iluminación RGB que tiene y que es configurable desde varios tipos de software.

Sin más, os dejamos con las características técnicas de esta memoria Kingston Fury Beast.

Características Memoria RAM Kingston Fury Beast
  • MARCA: Kingston
  • MODELO: Kingston Fury Beast
  • CAPACIDADES: Individuales 8 GB, 16 GB, 32 GB
    Kit de 2 16 GB, 32 GB, 64 GB
    Kit de 4 32 GB, 64 GB, 128 GB
  • FRECUENCIAS: 2666 MHz, 3000 MHz, 3200 MHz, 3600 MHz, 3733 MHz
  • LATENCIAS: CL15, CL16, CL17, CL18, CL19
  • VOLTAJE: 1,2 V, 1,35 V
  • TEMPERATURA DE FUNCIONAMIENTO: De 0 °C a 70 °C
  • MEDIDAS: 133,35 x 41,24 x 7 mm
  • COMPATIBILIDAD: XMP de Intel, AMD Ryzen
  • CONECTIVIDAD: Función Plug & Play, a 2666 MHz
  • VARIOS: Tecnología de sincronización infrarroja de Kingston Fury patentada
    pegatina Kingston Fury y folleto de garantía e instalación

Dónde comprar la memoria RAM Kingston Fury Beast

Podremos comprar esta memoria RAM de Kingston en tiendas online como Amazon, donde encontraremos las respectivas capacidades y kits que hay.

Contenido y Embalaje

La memoria RAM Kingston Fury Beast, nos viene dentro de un blíster transparente, donde podemos ver, en primer plano y en letras rojas, el logo de Fury. A sus lados, tenemos las compatibilidades con los diferentes softwares y procesadores, entre otra información.

En la parte trasera, tenemos los certificados y algo de información referente a la garantía.

En el lateral, podemos ver la etiqueta de este kit y su referencia, el cual está compuesto por 4 módulos DDR4 de 8GB a 3200MHz, con una latencia CL 16-18-18, haciendo un total de 32GB. Además, encima, podemos apreciar los diferentes softwares compatibles para poder personalizar la iluminación RGB que tiene cada módulo.


Como podemos ver, encima de la propia memoria, nos viene una indicación de la compatibilidad con la tecnología XMP, certificado por Intel.

Abrimos el blíster y nos encontramos, además de los 4 módulos de memoria RAM, una pegatina y un folleto de garantía con una guía de instalación.

Análisis y Pruebas

Como vemos, tenemos 4 memorias iguales, con el fondo negro y las letras de la marca en gris y las del modelo “Beast” en blanco. Además, también nos indica que son DDR4.

Por la parte trasera, tenemos la pegatina con las especificaciones del propio módulo.

Por la parte superior, podemos ver mejor la zona que se ilumina, la cual, es de plástico translúcido, con las letras de Fury en un lado.


Para las pruebas, las montamos en el siguiente equipo, donde comprobamos el funcionamiento del kit. Este equipo está compuesto por: procesador Ryzen, placa base Gigabyte, disipador Noctua NH-U9S chromax.black, memoria RAM Kingston Fury Beast, fuente de alimentación Nfortec y torre AeroCool.

Equipo de Pruebas Hardmaníacos
  • PROCESADOR: AMD RYZEN 7 1700
  • PLACA BASE: Gigabyte GA-AB350M-D3H
  • DISIPADOR: Noctua NH-U9S chromax.black
  • DISCO DURO: Kingston NVMe KC2500
  • RAM: Kingston Fury Beast DDR4 (4x8GB)
  • FUENTE: Nfortec Scutum 750m
  • TORRE: Aerocool SI 5200 RGB

Como podemos observar, la memoria RAM queda perfectamente montada en la placa base, con la parte donde se ilumina cara arriba. Hay que tener en cuenta que, si usamos disipadores de CPU de gran tamaño, puede que queden tapadas y no se vea del todo esta iluminación. Lo ideal, sería montar una refrigeración líquida, así queda siempre visible.


Una vez encendidas, podemos apreciar el color que tiene, el cual podremos cambiar desde varios softwares, perfecto para no tener que instalar otro programa más. Esta iluminación es en todo el módulo, pudiendo seleccionar diferentes efectos y colores. Además de ajustar el brillo o la velocidad del efecto seleccionado. En nuestro caso, para configurar los colores de la memoria RAM, hemos usado el software propio de la placa base, el RGB Fusion.

Como vemos, nos da un toque de color al interior del ordenador, que hará juego con el resto de componentes.


En cuanto a las pruebas, hemos usado 3 programas: el Aida64, para ver la velocidad de transferencia de la memoria RAM; el ImDisk, con el que podemos crear un sistema de almacenamiento en la propia memoria; y el CrystalDiskMark, para ver la velocidad.

En la primera imagen del Aida64, vemos la velocidad de la memoria RAM de 36680 MB/s de lectura y 36888 MB/s de escritura, además de 34186 MB/s en copia, con una latencia de 93.1 ns.

Con ImDisk, creamos un sistema de almacenamiento de 10GB, al que le realizamos un test con CrystalDiskMark. Como podemos ver, en este último tenemos una gran velocidad de lectura, superando los 9.000 MB/s, mientras que, en escritura es aún mayor, llegando casi a los 10.000 MB/s; sobre todo, en archivos secuenciales, superando a la velocidad que pueda tener un NVMe.

En archivos aleatorios, vemos como baja a velocidades similares a las de un SSD normal. Con estos valores, es muy útil para procesos en donde la velocidad de transferencia es importante, como en el renderizado de vídeos o la carga de juegos. Aunque, hay que tener en cuenta que, en el caso de usar parte de la RAM en almacenamiento, si se nos va la corriente, perderemos todos los datos que estén almacenados en ella.

Conclusión

Después de analizar y probar este kit de memoria RAM Kingston Fury, vemos que se trata de una memoria RAM de grandes prestaciones. Es de fácil instalación y con un buen rendimiento, tanto en juegos como en aplicaciones, donde se necesita gran capacidad de memoria RAM, así como que tenga una buena velocidad de transferencia.

Otra de las ventajas, es la posibilidad de elegir el kit que mejor se nos adapte, según la capacidad que necesitemos o que nuestra placa base admita. Además, también es compatible con los perfiles XMP, para facilitar la configuración de ésta con la placa base.

Otra de las opciones que nos ofrece, es la iluminación RGB, la cual podremos configurar desde varios softwares, lo que la hace mucho más compatible.

Por último, la disipación metálica que tiene, la cual, además de disipar el calor, también le da un extra de resistencia.

En cuanto a contras, y por decir algo, vemos que, si tenemos disipadores de CPU de gran tamaño, no podremos disfrutar de la iluminación RGB, ya que, quedará tapada por éste.

Por todo ello, le damos el premio de calidad-precio, recomendando esta memoria RAM para aquellos usuarios que quieran mejorar sus equipos, tanto en capacidad como en velocidad de transferencia.

Pros

  • Varios módulos y Kits
  • Instalación fácil
  • Velocidad de lectura y escritura
  • Compatibilidad con placas base y perfil XMP
  • Personalización de la iluminación por software
  • Compatible con la mayoría de programas de personalización de la iluminación
  • Con refrigeración pasiva metálica
Contras

  • Si el disipador de CPU es grande, no veremos bien la iluminación
Agradecimientos

Agradecer en primer lugar a la marca Kingston por dejarnos probar este kit de memoria RAM DDR4 Fury Beast, además de a Isabel Fernández por ayudar a la elaboración de esta review.

Review Memoria RAM Kingston Fury Beast
41star1star1star1stargray
premio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.