fbpx

Review SSD Kingston SSDNow A1000

Hola Hardmaniacos, hoy os traemos la review del SSD Kingston NVMe A1000, el cual es una unidad SSD con conectividad PCIe M.2. En esta review, testearemos la velocidad de esta unidad, así como sus prestaciones.

Presentación

La marca Kingston, es líder en el mercado del almacenamiento, teniendo una gran cantidad de productos, yendo desde memorias RAM hasta SSD o memorias USB, entre otros muchos, los cuales se adaptar a la gran mayoría de usuarios o empresas.

Hoy analizaremos el SSD NVMe A1000, el cual promete velocidades de transferencia muy superiores a los SSD tradicionales o a los M.2. En esta review, probaremos la velocidad de transferencia de archivos con otras unidades y la temperatura que alcanza cuando lo usamos con bastante carga de trabajo.
Sin más, os dejamos con las características del NVMe A1000.

Características SSD M.2 Kingston NVMe A1000
  • MARCA: Kingston
  • MODELO: NVMe A1000
  • INTERFACE: PCIe NVMe™ Gen 3.0 x 2 carriles
  • CAPACIDADES: 240GB
    480GB
    960GB
  • VELOCIDAD SECUENCIAL LECTURA/ESCRITURA: 240GB hasta 1,500/800MB/s
    480GB hasta 1,500/900MB/s
    960GB hasta 1,500/1,000MB/s
  • MEDIDAS: 80 x22 x 3.5 mm
  • EXPECTATIVA DE VIDA: 1 millón de horas MTBF
  • VARIOS: Folleto de garantía
    Licencia Acronis
    5 años de garantía

Dónde Comprarlo

Si queremos tener este SSD Kingston NVMe A1000, podremos comprarlo en webs como Amazon, PCcomponentes o eBay, a diferentes precios según la capacidad que elijamos.

Contenido, Embalaje y Pruebas

El SSD Kingston NVMe A1000 viene dentro de un pequeño blíster de plástico transparente, similar a los módulos de RAM. Lo abrimos y encontramos y retiramos el propio SSD, junto al folleto de garantía y una clave de licencia de Acronis.
Este software nos permitirá realizar una imagen entre discos, facilitando así, conservar todos los archivos en el equipo. Permite, incluso, el arranque del SO desde este propio SSD, sin necesitar realizar una instalación nueva.

Como podemos ver, en la parte superior encontramos la pegatina con la información básica del modelo, marca y algunos certificados que cuenta.

Por la parte de atrás, tenemos el PCB liso.




Las pruebas que hemos realizado fueron 2, una de velocidad de transferencia (tanto de lectura como escritura), y otra de la temperatura a plena carga. Para ambas, usamos el siguiente equipo de pruebas, en el cual instalamos en el SSD el Windows 10, y que podéis ver a continuación. Placa base Gigabyte GA-AB350M-D3H, procesador AMD Ryzen 7 1700, refrigeración líquida Corsair H60, memoria RAM HyperX Fury DDR4 de 8GB, fuente de alimentación Scutum 750M de Nfortec, y torre Nox Hummer TGS.

Equipo de Pruebas Hardmaníacos
  • PROCESADOR: Ryzen 7 1700
  • PLACA BASE: GA-AB350M-D3H
  • DISIPADOR: Corsair H60
  • DISCO DURO: SSD Kingston NVMe A1000
  • RAM: HyperX Fury DDR4 (2x4GB)
  • FUENTE: Scutum 750M
  • TORRE: Hummer TGS

Así pues, montamos el SSD NVMe A1000 en dicho equipo, como podemos ver en la siguiente imagen, y procedemos con las pruebas.




En la primera prueba, utilizamos el software CrystalDiskMark y el AS SSD. Ambos nos dan un buen resultado en cuanto a la velocidad de transferencia de lectura y escritura. Con el CrystalDiskMark, comprobamos que el SSD Kingston NVMe A1000 supera los 1500MB/s de lectura y casi llega a las 900MB/s de escritura. Además, en los otros resultados, tenemos unas buenas velocidades bastante similares, entorno a 700MB/s, 340MB/s y 100MB/s, según el tamaño de los archivos.

Con el software AS SSD, conseguimos una velocidad de lectura de 1297MB/s y unos 244MB/s de escritura, un tanto inferior al test con el otro programa. Debido en parte, a que se está ejecutando el SO en el propio SSD y que este test es algo más exigente. Parar terminar, nos dio una puntuación de 1951 puntos, bastante buena si la comparamos con otros SSD tradicionales.




Para finalizar con las pruebas, usamos el software CrystalDiskInfo, que nos indica la temperatura del SSD Kingston NVMe A1000 de una forma bastante precisa. En un funcionamiento normal, como podemos comprobar en la siguiente imagen, está a unos 56ºC.

Después de hacer varias transferencias de gran capacidad y bastantes archivos, notamos que la temperatura sube, quedándose en unos 65ºC estables, como podéis ver en la siguiente foto.




Conclusión

Después de haber analizado el SSD Kingston SSDNow A1000, podemos decir que se trata de un buen SSD M.2 con conectividad PCI Express, la cual le da una mayor transferencia, tanto de lectura como de escritura. Además, tenemos en el mercado, diferentes capacidades.
Como contras, vemos que después de un uso intensivo, se calienta un poco en exceso, recomendando el uso de un disipador para este tipo de unidades M.2, el cual nos dará una mayor estabilidad térmica y no llegaremos a notar reducciones de velocidad por la temperatura.
Por todo ello, le damos el premio de calidad-precio, recomendando este SSD para todos aquellos que quieran dar el salto a una velocidad superior a los normales SSD.

Pros

  • Velocidad de Transferencia
  • Tamaño reducido
  • Conectividad M.2
  • Diferentes capacidades en el mercado
Contras

  • Temperatura algo elevada
Agradecimientos

Agradecemos en primer lugar a la marca Kingston el habernos dejado probar este SSD M.2, y también a Isabel Fernández, al ayudar en la elaboración de esta review.

Galería


[Total:0    Promedio:0/5]

SSD Kingston SSDNow A1000
51star1star1star1star1star

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.